Fabricantes | Un primer semestre para Nestlé con altibajos

Mejoró su beneficio neto atribuible el 19,2%. Su facturación creció en el continente americano, pero cayó en Europa.

Una de las sedes de la multinacional Nestlé Una de las sedes de la multinacional Nestlé
Una de las sedes de la multinacional Nestlé

El primer semestre de este año ha concluido para Nestlé con un beneficio neto atribuible de 4.889 millones de francos suizos (unos 4.375 millones de euros) entre enero y junio, lo que supone una mejora del 19,2% respecto al resultado del primer semestre de 2016.

Por su parte, las ventas de la multinacional suiza sufrieron un ligero retroceso del 0,3%, hasta 43.023 millones de francos suizos (38.498 millones de euros) debido, según explica la firma, al “impacto negativo del cambio de moneda y de las desinversiones realizadas”.

El negocio de aguas de la compañía aumentó el 2% en ese periodo, mientras la unidad de nutrición elevó un 0,4% sus ingresos y el resto de negocios, incluyendo Nespresso, un 3,9%. Por regiones, la facturación de la empresa aumentó el 2,9% en América y el 1,4% en Asia y Oceanía y cayó un 10,3% en Europa, Oriente Próximo y África.

Mark Schneider, consejero delegado de Nestlé, ha reconocido que el crecimiento orgánico en el primer semestre “no ha cumplido” todas las expectativas. "Asia y África confirmaron su impulso positivo de crecimiento. En Europa Occidental se registró una caída de volumen, que consideramos, en gran parte, transitoria", añadió el ejecutivo, destacando la “ligera mejoría” en el continente americano.

"La rentabilidad está en línea con nuestras expectativas, ya que las medidas de ahorro y mejora de la eficiencia han compensado los mayores costes de las materias primas", apuntó Schneider. “La compañía está acelerando sus iniciativas para mejorar sus márgenes", aseguró.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña