Fabricantes | ¿Cuánto tardan en cobrar las empresas españolas?

En el sector agroalimentario las compañías reciben sus pagos mucho antes que la media mundial, según un estudio de Solunion.

Un trabajador revisando facturas
Un trabajador revisando facturas

Las empresas españolas se sitúan entre las que mayor tiempo deben esperar para cobrar sus facturas, con una media de 78 días en 2017, frente a los 66 días de promedio a nivel mundial. Así lo refleja un estudio de Solunion, que alerta del deterioro generalizado de los plazos de cobro. Sin embargo, en los sectores relacionados con el consumo de los hogares (entre ellos la agroalimentación) las compañías reciben sus pagos mucho antes que la media mundial.

Según este análisis, un 25% de las empresas españolas cobraron pasados los 105 días. Los sectores que mejores datos presentaron fueron el retail (20), transporte (46) y telecomunicaciones (51), mientras que petróleo y gas (131), construcción (111) y tecnología (109), registraron los peores tiempos.

En términos globales, el estudio señala que la crisis económica y financiera de 2007-2008 llevó a las empresas a vigilar de cerca, e incluso a acelerar, el recobro de impagados (media de 60 días en 2008). Tras cinco años de estabilidad en 64 días, el periodo medio de cobro alcanzó su máximo en diez años. Más aún, la dispersión del periodo medio de cobro aumentó en 2017, de modo que, aunque una de cada cuatro compañías cobró de sus clientes en menos de 31 días, otro 25% lo hizo pasados los 90.

Se espera una dinámica parecida en 2018, con un periodo medio de cobro mundial que aumentará hasta los 67 días

El empeoramiento de este indicador refleja la "relajación de los estándares de pago entre empresas", indica el informe. Hay una correlación clara entre el periodo medio de cobro y la actividad económica global. Ahora que la economía mundial está mejorando y las compañías tienden a confiar más en sus clientes, a pesar del aumento de las insolvencias empresariales de grandes empresas. Se espera una dinámica parecida en 2018, con un periodo medio de cobro mundial que aumentará hasta los 67 días.

CHINA, FUERTE SUBIDA

Los siete países más fuertes tienen una media por debajo o igual a 51 días. Nueva Zelanda es el país donde antes cobran las empresas, con una media de 43 días. Los países nórdicos (Dinamarca y Finlandia), Austria, Suiza, Estados Unidos y Holanda, completan este grupo.

El siguiente bloque de siete países que se sitúan por debajo de la media mundial incluye, entre otros, a Alemania (54 días), Canadá (54), Brasil (62) y Reino Unido (53). Rusia también forma parte de este grupo, con una media que mejora dos días, hasta los 56. Una cuarta parte de sus empresas cobraron por debajo de los 22 días.

En China, el 25% de las compañías espera 136 días para recibir sus cobros

Por último, en el grupo de doce países con un periodo medio de cobro superior a la media mundial de 66 días figuran Francia (74), Italia (83) y China, que registra la peor cifra, con 92 días. En este país, el 25% de las compañías esperó 136 días para recibir sus cobros.

En resumen, entre los 36 países analizados, solo Marruecos, Italia y Turquía, con una media de 83 días de espera, Grecia, con 89 días, y China, con un periodo medio de cobro ya citado de 92 días, registraron plazos más prolongados, mientras Nueva Zelanda, con 43 días de media, fue el país con menos demora, por delante de Sudáfrica, Dinamarca y Austria, con 50 días.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña