Fabricantes | Nestlé España exportará leche condensada a Oriente Medio

La fábrica gallega de Pontecesures producirá 9.500 toneladas para Emiratos Árabes, Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar y Arabia Saudí.

Empleadas de la fábrica de Nestlé en Pontecesures (Pontevedra) Empleadas de la fábrica de Nestlé en Pontecesures (Pontevedra)
Empleadas de la fábrica de Nestlé en Pontecesures (Pontevedra)

La planta de Nestlé España en Pontecesures (Pontevedra) ha iniciado la producción de los primeros botes de leche condensada destinados a los mercados de Oriente Medio, en concreto, a Emiratos Árabes, Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar y Arabia Saudí, informa la compañía.

En concreto, y de cara a 2018, la empresa prevé producir 9.500 toneladas de leche condensada destinadas a este mercado, cifra que representa el 20% del volumen total de producción de la fábrica. Además, el incremento del 30% de la capacidad de la línea de proceso, que hace posible la fabricación de este tipo de leche a partir de leche fresca procedente de explotaciones ganaderas de Galicia, ha sido “clave” para el aumento de la producción destinada a Oriente Medio, apunta la multinacional.

Con una plantilla de más de 160 personas, este incremento de producción conlleva la creación de nueve puestos de trabajo en la fábrica, único centro de Nestlé de la zona EMENA (Europa, Oriente Medio y Norte de África) dedicado a la fabricación de leche condensada.

40.000 TONELADAS ANUALES

Para este 2017, la compañía prevé producir aquí 40.000 toneladas anuales de producto, que incluye tanto leche condensada como leche evaporada, dulce de leche o cocido de leche. El 50% de su producción se exporta tanto a Europa (Reino Unido, Francia, Portugal, Italia y Bélgica), como a África Central y el Magreb.

La fábrica de Pontecesures, inaugurada en 1939, es una de las más veteranas de la compañía y cuenta con una línea de proceso y ocho líneas de llenado y embalaje. Desde 2010, Nestlé ha invertido más de 15 millones de euros destinados, principalmente, a mejorar las instalaciones, así como las condiciones de seguridad y la gestión medioambiental. Parte de estas inversiones sirvieron también para ampliar la fábrica y permitió centralizar las producciones de los mercados europeos en estas instalaciones. Desde 2012, es la única factoría europea de Nestlé dedicada a la producción de leche condensada.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña