Non food | L'Oréal lanza el primer sensor de rayos UV sin batería

Es tan pequeño que está diseñado para adherirse a la uña del pulgar. La firma ha presentasdo esta innovación en la feria CES de Las Vegas.

Una joven lleva en su dedo pulgar el nuevo sensor UV Sense de L'Oréal
Una joven lleva en su dedo pulgar el nuevo sensor UV Sense de L'Oréal

L'Oréal, a través de su marca de cuidado dermatológico de la piel, La Roche Posay, ha presentado el nuevo UV Sense, el primer sensor que funciona sin batería para medir la exposición individual a los rayos UV.

Presentado en el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, el dispositivo puede almacenar hasta tres meses de datos y mostrar tendencias de exposición a lo largo del tiempo con actualizaciones instantáneas. Además, este nuevo wearable tiene menos de dos milímetros de grosor, nueve milímetros de diámetro y está diseñado para usarse en la uña del pulgar.

Una aplicación móvil traduce y transfiere los datos desde el sensor utilizando tecnología inalámbrica

Esta innovación viene acompañada de una aplicación móvil que traduce y transfiere los datos desde el sensor utilizando tecnología inalámbrica NFC (Near Field Communication). La app ofrece información que detalla cuándo el usuario debe tener cuidado con su exposición a los rayos UV. Los datos se incluyen en un perfil que describe los niveles de exposición del consumidor, con consejos adicionales para la protección.

En 2016, La Roche-Posay lanzó el primer sensor de piel elástico para monitorizar la exposición a los rayos UV (denominado My UV Patch), y ha distribuido gratuitamente más de un millón de parches en 37 países desde su lanzamiento. Los estudios a consumidores mostraron que esta tecnología tuvo un impacto positivo en los comportamientos de seguridad solar: el 34% se aplicó protector solar con más frecuencia y el 37% trató de permanecer a la sombra con más regularidad.

DATOS EN TIEMPO REAL

Según informa la marca, para alentar a los consumidores a mejorar sus comportamientos de seguridad solar, el nuevo UV Sense es más pequeño, ofrece un desgaste más prolongado y datos en tiempo real. Al poner esta tecnología en la uña del pulgar -que recibe luz solar óptima- los consumidores pueden aumentar el tiempo de uso a varias semanas. Además, el sensor se aplica nuevamente a la uña con adhesivos adicionales que vienen en el envase.

"La tecnología dentro de UV Sense es pionera y tiene un gran potencial para impactar el futuro de la tecnología y los wearables"

"La tecnología dentro de UV Sense es pionera y tiene un gran potencial para impactar el futuro de la tecnología y los wearables", ha señalado Guive Balooch, vicepresidente mundial de la Incubadora Tecnológica de I+D de L’Oréal. "Con las investigaciones y observaciones por parte de los usuarios de My UV Patch, nos propusimos crear algo que combinase la tecnología de resolución de problemas con el diseño centrado en el ser humano, ofreciendo datos en tiempo real y un desgaste más prolongado en un producto discreto que se adapta a cualquier estilo de vida", ha añadido.

Para el diseño de UV Sense, L'Oréal ha colaborado con el diseñador Yves Behar. Tanto este sensor como My UV Patch se basan en la investigación realizada por la compañía gala en colaboración con MC10 Inc, una empresa de referencia en tecnología wearable, y con el profesor John Rogers de la Northwestern University.

UV Sense estará disponible de forma limitada en EEUU para este verano y su lanzamiento mundial será en 2019. En 2018, La Roche-Posay también lanzará una nueva edición limitada de My UV Patch.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña