Retailers | Aquí no se acepta dinero: se compra con horas de voluntariado

Un supermercado ayuda a familias en dificultades, que podrán conseguir alimentos y "sentirse útiles" en su entorno social.

Anna Gilda Gallo, presidenta de La Casetta Onlus Anna Gilda Gallo, presidenta de La Casetta Onlus
Anna Gilda Gallo, presidenta de La Casetta Onlus

Se llama Arca, el Emporio de la Solidaridad y lleva ya un mes abierto en Monte di Procida, localidad italiana muy cercana a Nápoles. No es un supermercado cualquiera. Para empezar, los productos como leche, detergentes o azúcar no se pagan con dinero, sino con horas de voluntariado.

El proyecto nace de la colaboración entre la asociación La Casetta Onlus y la Fundación Onlus Progetto Arca, con sede en Milán. La idea es contar con 40 familias que se encuentren en una situación económica complicada para que puedan adquirir alimentos sin necesidad de gastar ni un euro por ellos. Para comprarlos, tendrán una tarjeta de puntos que se irá recargando según las horas de servicios sociales que puedan llegar a realizar.

El supermercado se abastece de la generosidad de tiendas de la zona, así como con donaciones particulares o de empresas.

La Casetta Onlus explica que esta iniciativa innovadora "es la oportunidad para que los clientes devuelven el servicio recibido a través de horas de trabajo voluntario como pago, de acuerdo a su capacidad, habilidades y predisposiciones". La asociación explica que no quiere dar alimentos como un simple regalo, sino que pretende que las personas se sientan útiles y no una carga social. "Este sistema también crea nuevas relaciones, pues ayuda a aquellos que se encuentran en dificultades a salir de una peligrosa tendencia al aislamiento", añade.

No es el primer supermercado de este tipo que abre en Italia, pues ya existían dos tiendas similares en Milán y Roma. El objetivo es que haya más en otras ciudades italianas para ayudar a familias con dificultades. Lauira Nurzia, vicepresidenta de la Fundación Onlus Progetto Arca, insiste que la iniciativa "significa en primer lugar satisfacer las necesidades básicas a través de productos simples, tales como alimentos, pero también significa mirar más allá de la ayuda, creyendo en un futuro de independencia e integración social para todos".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña