Retailers | Consum, en un lío tras retirar el valenciano de su marca propia

Independentistas catalanes cargan contra la cooperativa y llaman al boicot. Valencianos también hablan de discriminación lingüistica.

Dos productos de Consum que han dicho adiós al valenciano
Dos productos de Consum que han dicho adiós al valenciano

Consum ha tomado una decisión que tiene miga y sobre la que está recibiendo críticas en los últimos días en las redes sociales. La cooperativa ha decidido dejar de usar la lengua valenciana en sus productos de marca blanca, cuyas etiquetas estarán dominadas solo por el castellano. La compañía de distribución entiende que así mejora la "legibilidad" de sus productos, aunque no todos han visto bien esta medida, sobre todo grupos asociados con el independentismo catalán.

"Estamos presentes en seis comunidades con más de 700 supermercados. La decisión de etiquetar nuestra marca propia en castellano ha sido consultada con nuestros socios-clientes y aprobada, como cooperativa, con el fin de mejorar la legibilidad de nuestros productos", afirma Consum.

La compañía ha elegido Twitter para explicar su medida. En otro tuit, comenta que Consum, "como cooperativa valenciana, se compromete desde el principio al uso del multilingüismo tanto en la atención al cliente como en distintos soportes (etiquetado, sistemas PA, papelería, e-mail y espacios digitales...)". Por cierto, los dos mensajes están escritos en valenciano, que se usa también en su revista o en la megafonía de sus supermercados.

Presente en la Comunidad Valenciana, Cataluña, Murcia, Castilla-La Mancha, Aragón y Andalucia, Consum ha entendido que preparar envases usando solo el castellano también le puede permitir ahorrar ciertos costes, pues serían válidos para todas las regiones donde está presente. Eso sí, sobre todo está presente en la Comunidad Valenciana y en Cataluña.

Sin embargo, muchos valencianos han mostrado su queja a Consum al considerar que la cadena les impone el castellano. Independentistas catalanes han aprovechado también esta decisión de la empresa para lanzar sus mensajes a favor de la independencia de Cataluña y para defender el catalán por encima del castellano. La palabra boicot ha salido en muchos comentarios, incitando a los consumidores catalanes y valencianos a comprar en otras cadenas como Condis, Bon Preu o Sorli, defendiendo que su capital es cien por cien catalán.

En Change.org se ha lanzado una campaña reclamando la rectificación de Consum, pidiendo que no colabore con la discriminación lingüística. Ya hay más de 25.000 firmas, acercándose al objetivo marcado de 35.000.

La medida podría ser revisada y no se descarta que la compañía dé marcha atrás

Desde el mundo de la política también se ha opinado sobre este tema y según informan diversos medios, cargos públicos vinculados a Compromís se han puesto en contacto con Consum pidiendo una rectificación.

Consum, en todo caso, indica que la retirada del valenciano en sus marcas blancas se encuentra en una fase inicial que afecta solo al 5% de los productos de MDD que están actualmente en venta. La medida podría ser revisada y no se descarta que la compañía dé marcha atrás.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña