Retailers | La felicidad de trabajar en Mercadona, según Mercadona

La cadena de supermercados luce números para reflejar su buen estado de forma en materia laboral. Lidl le quiere quitar su trono.

Una trabajadora de Mercadona en el supermercado de Valdemoro Sur Una trabajadora de Mercadona en el supermercado de Valdemoro Sur
Una trabajadora de Mercadona en el supermercado de Valdemoro Sur

No lo duden: en la distribución española del gran consumo se está viviendo una auténtica batalla por ver quién es el mejor empleador. Desde el año pasado, Lidl declaró la guerra a Mercadona para quitarle ese título en España y muchos están siendo sus esfuerzos para tener este reconocimiento honorífico, destacando su convenio laboral aprobado en marzo del año pasado. La cadena valenciana, por su parte, siempre se ha destacado como una empresa que ofrece empleo "estable y de calidad", una estrategia comunicativa que ha intensificado ultimamente para hacer frente en materia laboral a Lidl y al resto de la competencia.

El último ejemplo lo encontramos en un comunicado que Mercadona ha difundido en su página web, donde resalta las virtudes de las condiciones de sus empleados. "El trabajador en Mercadona es un activo muy importante", empieza a señalar la compañía, que siempre ha mostrado su preocupación por mantener satisfecha a su plantilla, base para satisfacer a sus clientes.

Mercadona, subraya en su comunicado, ofrece a sus 79.000 trabajadores estabilidad ofreciendo (la frase no podía faltar) "empleo estable y de calidad". "Nuestra plantilla dispone de contratos fijos y salarios por encima de la media del sector", apunta.

El sueldo que ofrece Mercadona siempre ha sido muy valorado. Da casi 1.300 euros brutos al mes al personal base y así lo destaca siempre. La sociedad percibe a Mercadona como buen empleador y eso es, en gran parte, por los salarios que ofrece. De hecho, en la ya clásica encuesta de Adecco siempre aparece Juan Roig como jefe ideal para los españoles.

El propio Roig, durante la presentación de los resultados de 2016 de la compañía, destacó que una cajera con 3-4 años de experiencia y que aprueba la entrevista de evolución puede ganar 1.700 euros netos al mes. "Los que trabajamos en Mercadona ganamos mucha pasta; somos los millonarios de España", llegó a decir, quizá molesto ante tanta pregunta de los periodistas sobre el nivel salarial de su empresa.

Mercadona siempre ha destacado que reconoce los méritos y esfuerzos individuales y comparte los beneficios obtenidos a lo largo del año con la plantilla. En 2017 ha repartido el 25% del beneficio del año anterior: un total de 300 millones de euros de prima variable, que no es poca cosa.

Los sueldos de Mercadona
Los sueldos de Mercadona

IGUALDAD Y CONCILIACIÓN

En su comunicado, Mercadona también se aplaude por su Plan de Igualdad, basado en el principio de equidad. "A misma responsabilidad, mismo sueldo", subraya. En cuanto a formación y promoción, Mercadona invirtió en 2016 unos 54 millones de euros (+30% respecto a 2015), destinados a planes específicos para cerca de 17.000 trabajadores. Hubo, por cierto, 484 personas promocionadas (54% hombres y 46% mujeres).

En materia de conciliación, Mercadona "busca que sus trabajadoras y trabajadores encuentren el equilibrio entre sus roles personales y profesionales". "Entre otras medidas, Mercadona fomenta la planificación de los horarios para que el trabajador disponga de un horario conocido. Otro ejemplo son los centros infantiles en algunos bloques logísticos o la opción de ampliación de un mes más de baja maternal", añade. Y lo demuestra con datos: 2.552 trabajadoras fueron madres el años padado y 1.471 trabajadores disfrutaron de su permiso de paternidad. Cerca de 17.800 empleados tuvieron jornadas reducidas.

"El resultado es una plantilla altamente motivada y alineada con la visión de la compañía que permita lograr los objetivos del proyecto común", concluye Mercadona, que se hace eco de reconocimientos recibidos, como uno que le hizo especial ilusión el año pasado: el otorgado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Un trabajador de Mercadona en el supermercado de Algeciras
Un trabajador de Mercadona en el supermercado de Algeciras
PERO NO TODO ES FELICIDAD

No todo es felicidad en materia laboral para Mercadona. Su tenso paso por Salvados, a finales del pasado mes de noviembre, ejemplificó que no todo huele a rosas en sus supermercados. En el programa de Jordi Évole participaron una empleada con once años de experiencia en Mercadona, un exjefe de tienda y un abogado laboralista que no dudaron en criticar el trato que Mercadona realiza a sus empleados, destacando la dificultad que supone coger una baja en la empresa. "Te persiguen al pedir la baja. Existe una prohibición no escrita de caer enfermo", decía, por ejemplo, la empleada. El extrabajador apuntó que la plantilla de Mercadona "sufre represión" y el abogado habló de un trato "autoritario-agresivo". "Hay persecución" a los empleados para que no se cojan bajas médicas, coincidieron los tres.

En el turno de réplica, Patricia Cortizas, directora de relaciones externas de Mercadona, indicó que "dentro de los 79.000 trabajadores es cierto que se puede encontrar gente que no haya visto sus expectativas cubiertas" y explicó que el índice de absentismo en Mercadona es del 1,5%. "En Mercadona no es un problema coger una baja", explicaba Cortizas: "La empresa no puede intervenir ni coartar". En algún caso concreto sí reconoció que quizá Mercadona "haya hecho algo mal en el camino y no se ha aplicado el modelo de la compañía, pero no es algo general".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña