Retailers | El reconocimiento facial no convence a Grupo Dia

La cadena hace pruebas en tienda para ofrecer promociones más personalizadas, pero no han tenido el éxito esperado.

Entrada de una tienda Dia
Entrada de una tienda Dia

El reconocimiento facial es una de las tecnologías que suelen entrar en cualquier listado que trate sobre las tendencias que vienen en el retail. Ya os hemos contado algunos ejemplos sobre su aplicación, aunque queda camino por hacer. Tanto que a veces no llega a convencer. Le ha pasado a Grupo Dia, que ha hecho en las últimas semanas unas pruebas con un dispositivo de reconocimiento facial, que buscaba poder ofrecer promociones más personalizadas a los clientes que acudían a los supermercados, sin obtener los resultados esperados. Esta tecnología tendrá que esperar, por tanto, para ser vista en el retailer español.

Según han señalado fuentes de la compañía consultadas por FoodRetail, Dia ha realizado un proyecto piloto en dos supermercados de la cadena, que han contado con un dispositivo que hacía una aproximación a la edad y el género de las personas que pasaban por delante. Estaba ubicado en la zona donde habitualmente se pone la cartelería de publicidad, justo arriba a la entrada de la tienda.

Mediante un algoritmo, una pantalla "inteligente" situada también en el lugar mostraba una promoción u otra tras analizar las características de los clientes.

Las pruebas han finalizado y, parece ser, no han sido tan satisfactorias como se preveía. "De momento, el resultado no es lo suficientemente positivo como para extenderlo. Actualmente ya no está funcionando", señalan las mismas fuentes.

Dia no ha querido jugársela en cuestiones legales. Las fuentes consultadas señalan que "no ha habido ningún tipo de grabación ni de almacenamiento de imágenes". "No hacía fotos, era simplemente una pantalla inteligente a la hora de servir publicidad, no un sistema de identificación de clientes ni de personas", añaden.

"Era simplemente una pantalla inteligente a la hora de servir publicidad; no un sistema de identificación de clientes ni de personas"

El experimento, como comentábamos al principio, quería medir la capacidad de poder ofrecer a los clientes unas promociones y ofertas personalizadas según entraban en los supermercados. Ya se hace, por ejemplo, con los clásicos cupones de papel y vía app, a través de los datos y de los hábitos de compra de los compradores inscritos en el Club Dia, pero la idea era trasladar estas promociones individuales en el mismo punto de venta y con un sistema de lo más novedoso e impactante.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña