Retailers | Lidl renueva su certificado de calidad Aenor

Este sello garantiza la temperatura adecuada de carnes y pescados frescos desde el proveedor hasta la tienda.

Interior de un supermercado Lidl
Interior de un supermercado Lidl

Lidl ha renovado con Aenor la certificación de la cadena de frío para la carne y el pescado fresco. La empresa se mantiene como la única cadena de supermercados española acreditada con este sello, que garantiza que el producto conserva la temperatura adecuada, y por tanto su calidad, desde el proveedor a la tienda.

Este certificado incluye la producción y el envasado de los artículos en origen, el almacenamiento en las plataformas logísticas, el transporte a las tiendas y finalmente la puesta a la venta.

Adicionalmente, Aenor ha otorgado a la enseña la certificación del Sistema de Gestión de la Calidad, según la norma ISO 9001

Adicionalmente, Aenor ha otorgado a la enseña la certificación del Sistema de Gestión de la Calidad, según la norma ISO 9001:2015. Este certificado distingue los procesos relacionados con la gestión de la calidad de Lidl, los análisis de los productos, su control sensorial o las auditorías a los diferentes proveedores. Y también el sistema de gestión de los riesgos asociados a la calidad, así como el protocolo de comunicación.

"Tenemos un compromiso con nuestros clientes de ofrecer los productos de mayor calidad al mejor precio y todo lo que hacemos va enfocado a mantener esa máxima. Del mismo modo que tratamos de ser siempre la opción de compra más barata, nos aseguramos de que nuestros productos sean cada vez mejores. Para Lidl la calidad es algo innegociable y es una satisfacción que entidades como Aenor reconozcan nuestros esfuerzos al respecto", ha asegurado Miguel Paradela, director general de Compras de la compañía y máximo responsable de producto.

GESTIÓN DE CALIDAD

Según explica la compañía de origen alemán, su control de la calidad comienza con la selección de los proveedores, que son sometidos a una "estricta auditoría" y a quienes se les exigen certificaciones internacionales como IFS, BRC o Global GAP. Los productos de marca propia (el 90% del surtido) se desarrollan de forma conjunta.

Todos los artículos de la cadena son sometidos de forma continua a controles de calidad y seguridad, tanto internos como externos

Asimismo, todos los artículos son sometidos de forma continua a controles de calidad y seguridad, tanto internos como externos. Sólo en 2017, la compañía realizó más de 6.600 análisis de productos a través de laboratorios externos e independientes certificados por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC). También dispone de su propia sala de análisis sensorial, construida según los estándares de la ISO 8589:2010 y certificada por Aenor. Además, los consumidores también intervienen en este ciclo de control. El pasado año más de 10.000 personas participaron en catas de producto organizadas por la empresa.

El modelo de gestión de Lidl también contempla otro tipo de procesos para asegurar que los artículos que llegan al punto de venta cuentan con las máximas garantías. Entre ellos destacan la cadena de frío certificada, una política de aprovisionamiento de las tiendas basada en pedidos optimizados o la continua mejora de las rutas logísticas.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña