Retailers | Una panadería de Granier, cerrada por tener ratas en sus mostradores

Un vídeo sirve de denuncia y el local se mantiene precintado. La cadena, que tiene 350 tiendas en España, habla de un hecho aislado.

Una panadería de Granier, cerrada por tener ratas en sus mostradores Una panadería de Granier, cerrada por tener ratas en sus mostradores
Una panadería de Granier, cerrada por tener ratas en sus mostradores

Un grupo de jóvenes pasea de madrugada por una calle de Madrid. Se detienen ante una panadería/cafetería de la cadena Granier en la capital y se fijan en que hay movimiento en uno de los mostradores donde hay varios panes expuestos. ¿Movimiento? La sorpresa es mayúscula cuando comprueban que son ratas. Su vídeo ha servido de denuncia y la Policía municipal ya ha procedido a cerrar el local hasta que la empresa presente un certificado de salubridad y desratización.

La panadería se encuentra en el 379 de la calle Alcalá, en la zona de Pueblo Nuevo, al noreste de la capital, y se encuentra cerrada y precintada desde el pasado viernes, tal y como ha confirmado Granier en un comunicado: "Con relación al video difundido en redes sociales, Granier confirma que el establecimiento de Pueblo Nuevo en Madrid se ha cerrado y ha quedado precintado".

La compañía ya ha abierto un proceso de investigación interno y asegura que el protocolo de seguridad alimentaria "se ha cumplido estrictamente en el establecimiento, según la normativa". Según indica Granier, la última inspección de plagas en el local, de carácter trimestral, tuvo lugar el pasado día 26 de octubre.

 

 

Para la cadena, que actualmente cuenta con 350 establecimientos en España, "se trata de un hecho aislado, que está siendo investigado internamente para detectar el origen". "Todas nuestras tiendas cumplen con todas las normativas en salud alimentaria de forma estricta", concluye.

La compañía ha difundido junto con su comunicado un informe de Fumigaciones Ibéricas tras un servicio de desratización con la citada fecha, en el que se indican "condiciones estructurales" del local a mejorar para evitar la entrada de roedores, como arreglar la puerta de entrada, que se quedaba abierta por encontrarse rota, y tapar agujeros en falsos techos.

Se espara ahora que Madrid Salud, servicio del Ayuntamiento de Madrid, realice inspecciones por la zona para asegurarse de que se trata de un hecho aislado o comprobar si el problema es mayor de lo que parece.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña