Retailers | Estos son los diez retos de futuro del sector agroalimentario

La innovación y la sostenibilidad juegan un papel fundamental, según un análisis realizado por la aceleradora Orizont.

La innovación juega un papel esencial en el futuro del sector agroalimentario La innovación juega un papel esencial en el futuro del sector agroalimentario
La innovación juega un papel esencial en el futuro del sector agroalimentario

Los retos de futuro del sector agroalimentario son muchos y muy ambiciosos en un mundo cada vez más poblado, más globalizado, más urbano y con recursos más limitados. La innovación y la sostenibilidad juegan un papel fundamental. Así lo señala un trabajo realizado por Orizont, la aceleradora de Sodena.

Mentores, tutores y profesionales implicados en el programa de aceleración han elaborado un decálogo con las novedades que revolucionarán el sector. Son estas:

1.- Transformación digital: el desarrollo y la aplicación de nuevas tecnologías digitales a los procesos productivos y a la gestión en el conjunto de la cadena de valor, desde el proveedor hasta el consumidor final, no tiene límites. La Inteligencia Artificial (IA); la automatización; la interoperabilidad de datos, máquinas, personas y organizaciones; las aplicaciones avanzadas en robótica; el software de control o la computación en la nube, son clave para adaptarse al siglo XXI.

2.- Calidad y seguridad alimentaria 4.0: la demanda apunta hacia productos más naturales a un precio menor y mayor seguridad alimentaria. También una exigente combinación de alimentos y nutrientes o un etiquetado lo más detallado posible. Algunas propuestas para ello son los biosensores, que aseguran la calidad y seguridad alimentaria del producto.

3.- Datos, datos y datos: el propósito de la profundización en analítica debe ser tomar mejores decisiones en los planos operativo, táctico o estratégico. Se trata de usar los datos para controlar de forma automática toda la cadena alimenticia, desde el cultivo de las semillas hasta su distribución final.

4.- Drones: equipados con cámaras multiespectrales u otros sensores, permiten recopilar información del cultivo que a simple vista el agricultor puede no detectar. Las numerosas ventajas de su utilización conllevan un ahorro importante para este trabajador.

5.- Alimentos del futuro, los superfoods: constituyen una tendencia nueva en el sector y se están haciendo un importante hueco en el mercado. Elaborados de forma personalizada, se presentan en envases preparados para comer fuera de casa y con sensores integrados para conservarse de la mejor manera posible sin romper la cadena de frío.

6.- Tecnología móvil: su impacto en la mejora de la productividad ha sido notable y promete seguir siéndolo, pero no sólo en la creación de productos sino también en cómo y qué se come. Y todo gracias a las apps y programas residentes en la nube.

7.- Técnica láser: conocer el mejor momento para cosechar sin necesidad de dañar el producto ya es una realidad a través de la luz láser. Será posible recolectar el fruto en su mejor momento y los controles de calidad de los productos van a ser mucho más avanzados.

8.- Sostenibilidad: apostar por el consumo de alimentos de origen vegetal en vez de algunas dietas con exceso de carnes rojas y elaboradas o bebidas carbonatadas, reducir los residuos de alimentos y adquirir pescado procedente sólo de poblaciones de peces determinadas son algunos de los retos más ambiciosos que plantea la salud de la humanidad.

9.- Cadenas de distribución cada vez más personalizadas: la individualización es un valor en alza. Los avances han hecho que los consumidores demanden una dieta adecuada a su estilo de vida y a sus hábitos, alejándose cada vez más de las grandes cadenas de distribución actuales.

10.- Industria 4.0: fábricas inteligentes, industria robotizada... serán indispensables en la producción para dar respuesta a los nuevos medios de compra digitales.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña