Shoppers | ¿Por qué gusta lo gourmet y los productos premium a los españoles?

La alimentación gourmet está de moda y tanto las marcas como las cadenas de distribución están cuidando mucho estos productos.

Más productos para Exquisitè, la marca gourmet de Covirán
Más productos para Exquisitè, la marca gourmet de Covirán

Lo premium y lo gourmet están de moda, pero... ¿qué significan realmente estos términos para los consumidores españoles? Si bien la primera idea que al comprador le puede venir a la cabeza cuando le hablan de premium es el precio, el informe Consumidor Premium de Nielsen constata cómo los españoles valoran más de estos productos sus atributos de calidad y consideran que les proporciona un beneficio especial.

Así, para un 47% premium es algo que está elaborado con materiales o ingredientes de alta calidad. Asimismo, cuatro de cada diez tienen en mente la diferenciación, de tal modo que consideran que les ofrecen algo único y diferente con respecto a otros, o bien un beneficio superior al resto de la categoría.

En cambio, esa primera idea de precio y de que es más caro le viene a la cabeza a sólo un 22% de españoles, algo en lo que además nos diferenciamos de los europeos, pues un 38% (15 puntos más) los visualizan de esta manera.

Por otra parte, una de las conclusiones del estudio es cómo los productos premium tienen asociado un alto componente emocional. Y es que uno de cada tres afirma que les da seguridad, mientras que un 26% dice que comprarlos les hace sentir bien.

Otro elemento clave para el consumidor es la idea de éxito personal que subyace al comprar alimentos gourmet y otros productos de alta calidad. Y es que cerca de uno de cada cuatro se refleja en la idea de que comprar estos artículos muestra un estatus social, hace ver a otros su éxito personal/profesional y les hace sentir triunfadores, es decir, presumir.

Por otra parte, el mercado de gran consumo debe tener en cuenta que los caminos que ligan al consumidor con lo premium son muy variopintos. Un 35% los prueba por recomendación de familiares o amigos, y un 26% los busca profusamente. Además, dos de cada diez los ven y a la cesta, compran por tanto por impulso.

Según Gustavo Núñez, director general de Nielsen España y Portugal, "no hay un consumidor low cost ni high cost, lo que se hace es maximizar el presupuesto en determinadas categorías y en otras ser indulgente, darse un capricho o experimentar nuevas y únicas sensaciones, e incluso está dispuesto a pagar más". "Todo esto ofrece una oportunidad para innovar y lograr venta incremental, hacer crecer una categoría y una marca", concluye.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña