Shoppers | El sector cárnico: unión y números verdes contra la adversidad

La industria cárnica española trata de superar cuanto antes la crisis provocada por la OMS. Buenas cifras en el balance final de 2015.

El sector cárnico: unión y números verdes contra adversidad El sector cárnico: unión y números verdes contra adversidad
El sector cárnico: unión y números verdes contra adversidad

La industria cárnica española ha lucido músculo y unión contra la adversidad en la Asamblea 2016 de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) celebrada este miércoles en Madrid, la cual ha servido también para entregar sus premios de reconocimiento a la labor de varios profesionales del sector. La fuerza de los resultados del año pasado, con una cifra de negocio de 22.177 millones de euros (el 21% de todo el sector alimentario español), ha servido para contrarrestar el daño hecho por el ya famoso informe de la OMS del mes de octubre, el cual se trata de olvidar cuanto antes.

"A veces se nos trata de forma injusta y la política de comunicación de la OMS fue irresponsable, generando una alarma social sin sentido", dijo en su discurso el presidente de Anice, Carlos Serrano, que dejó a sus colegas del sector la siguiente petición: "Debemos hacer valer la calidad de nuestros productos y debemos mejorar nuestra comunicación".

El sector cárnico español está consolidado como el cuarto sector industrial de España y el primero en el ámbito alimentario. Su cifra de negocio supone el 2,1% del PIB total español y el 13,1% del PIB de la rama industrial. Sus cerca de 3.000 empresas dan empleo directo a casi 83.500 trabajadores, cifra que representa el 23% de la ocupación total de la industria alimentaria española.

Las exportaciones siguen registrando buenos números y en 2015 el sector cárnico español vendió al exterior casi dos millones de toneladas de productos de todo tipo por valor de 4.844 millones de euros, con una balanza comercial muy positiva del 450%.

La producción de carne de porcino sigue siendo fundamental en estas cifras. En 2015 creció el 7,6% y se acerca a los 4 millones de toneladas (3,89 millones), nivel ya histórico y que consolida a España como el cuarto mayor productor de este tipo de carne en el mundo (3,3%) por detrás de China (que por sí sola produce el 51% de la carne de cerdo en el planeta), EE UU (9,4%) y Alemania (4,9%). Aquí hay que destacar otro hecho histórico: el censo total de porcino de España ha superado por primera vez al de Alemania convirtiendo a nuestro país en el primero de Europa en número de animales en producción.

El vacuno y el ovino rompieron la tendencia descendiente que venían registrando desde hace años. El primero creció el 9,5% (633.792 toneladas) y el segundo subió el 2% (125.757 toneladas). Las carnes de caprino, equino y aves también registraron aumentos significativos, mientras que la de conejo fue la única que registró un leve descenso.

En cuanto a la producción de elaborados cárnicos, España se sitúa con sus 1,3 millones de toneladas anuales en el cuarto lugar de la UE tras Alemania, Italia y Francia. Sobre todo destaca en volumen los fiambres cocidos y en valor los jamones y paletas curados (blancos e ibéricos)

CONSUMO EN LOS HOGARES

Los datos facilitados por Anice reflejan que en el TAM noviembre 2015 el consumo en el hogar de carnes y elaborados cayó el 2,3% en volumen, pero habría recuperado un ligerísimo 0,3% en valor. Aquí toca volver a hablar del informe de la OMS y recordar que, según un estudio reciente realizado por la consultora IRI, las ventas en valor de las carnes procesadas se redujeron un 9% y un 10% en volumen en el periodo que comprende desde el 26 de octubre, día en que la OMS relacionó el consumo de carne con el cáncer, hasta el 27 de diciembre tanto en hipermercados como en supermercados de más de 100 metros cuadrados, concluyendo así que el informe hizo mella en el sector, que espera obtener pronto nuevos datos sobre su evolución en el primer trimestre de este año.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña