Trendrinks | Condenado por arruinar a la alavesa Bodegas Araco

El administrador de esta compañía vendió más de 1,5 millones de botellas de vino al 50% de su precio de coste.

Sede de Bodegas Araco
Sede de Bodegas Araco

Empresa en "situación irreversible". Así ha calificado el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Vitoria el estado económico en el que ha quedado la firma alavesa Bodegas Araco después de que el administrador de la compañía vendiese más de 1,5 millones de botellas de vino a un precio un 50% inferior al coste de producción, lo que le ha llevado a ser condenado a ocho años de inhabilitación por un delito de concurso culpable y a la cobertura total del déficit concursal que quedara tras la liquidación de la masa activa de la empresa y del pago a los acreedores. Además, perderá cualquier derecho que pudiera tener en el concurso.

Los hechos se produjeron entre julio de 2013 y noviembre de 2014, un periodo de tiempo en el que el administrador de hecho de la empresa vitivinícola, efectuó diversas ventas de vino a las empresas Compre y Compare y Queserías La Eralta, informa Europa Press.

Entre julio de 2013 y noviembre de 2014, el administrador efectuó diversas ventas de vino a las empresas Compre y Compare y Queserías La Eralta

Con la primera, según se recoge en la sentencia, el administrador de la bodega acordó la venta de algo más de 1,5 millones de botellas de vino por un precio que era inferior en "alrededor de un 55-60%" al coste de producción. Esta operación causó unas pérdidas de casi 1,2 millones de euros a la compañía. En el caso de las ventas a Queserías la Eralta, las pérdidas generadas a la bodega fueron de 247.188 euros.

INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS

Tras la entrada de Bodegas Araco en concurso de acreedores, ambas compañías llegaron a un acuerdo con la administración concursal para abonar una indemnización por los daños y perjuicios causados con estas compras a la mencionada bodega. Compre y Compare abonó 775.000 euros mientras que Queserías La Eralta aportó 135.000 euros.

Aún así, la sentencia condena a ambas empresas como cómplices del delito de concurso culpable por el que se condena al administrador de hecho de Bodegas Araco. En este sentido, argumenta que una cosa es que estas empresas "hayan indemnizado en parte las cantidades a ellas imputadas, y otra, que no pueda concretarse la medida en que la conducta defraudatoria ha contribuido a la insolvencia" de la bodega. En todo caso "no queda margen alguno para la duda" de que era el administrador de la misma quien decidía el precio al que se vendía el producto.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña