Trendrinks | El turismo ligado al vino cala entre los españoles

El enoturismo genera en España más de 54 millones de euros anuales en visitas a museos y bodegas.

Bodegas y viñedos Bodegas y viñedos
Bodegas y viñedos

El turismo ligado al vino se ha convertido en una actividad cada vez más demandada por españoles y extranjeros. Este domingo, 12 de noviembre, se celebra el Día Europeo del Enoturismo, una jornada que cumple su novena edición y con la que se pretende promover y poner en valor esta actividad en el Viejo Continente.

“La celebración de estos días son importantes ya que se producen múltiples iniciativas y eventos en ciudades que forman parte las Rutas del Vino de España: Penedès, Cigales, Alicante, Bullas, Calatayud, Jumilla, Rioja Alavesa, Rueda, Yecla, Utiel-Requena, Montilla-Moriles, Ribera del Duero, Ribera del Guadiana, Somontano, Jerez, Rías Baixas… que promocionan y en salzan este tipo de turismo, el patrimonio y la cultura de nuestro país”, explica Luis Lechuga, CEO de Turismo de vino.

El enoturismo ha ido aumentando su impacto económico en los últimos años. Según datos del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, genera en España más de 54 millones de euros anuales en visitas a museos y bodegas. “A esta cifra habría que añadir la parte relativa a la restauración, las visitas culturales, las pernoctaciones y otras actividades relacionadas”, afirma Lechuga.

PROMOCIONAR EL PATRIMONIO

Las Rutas del Vino de España y muchas bodegas ofrecen una programación especial relacionada con el enoturismo en estos días donde los turistas podrán disfrutar de visitas guiadas a bodegas y de sus jornadas de puertas abiertas, de paseos por viñedos, de circuitos enológicos en bici y en barco, de catas de vino, de talleres, de degustaciones de productos tradicionales, de menús especiales en restaurantes, de maridajes, de exposiciones, de actividades variadas que relacionan el mundo del vino con el cine, la música, el teatro, el senderismo, etc.

El objetivo de esta jornada, que se celebra en países como Italia, Francia y Portugal, además de España, es promocionar el patrimonio de los territorios vinícolas como activos económicos y estimular el enoturismo, un sector que cada vez tiene más demanda y aceptación.

VISITA A UNA BODEGA… Y ALGO MÁS

La mayor parte de los enoturistas, tanto nacionales como extranjeros, buscan más que una visita a bodega. Con esta idea en mente, el futuro de la promoción de este tipo de turismo pasa por establecer una fuerte vinculación entre las bodegas y el patrimonio de la zona en que se encuentra.

“El patrimonio gastronómico y cultural de las zonas vinícolas es enorme y el turista busca vinos, sí, pero también demanda gastronomía local y visitar el patrimonio. Bajo esta idea hemos lanzado un pack al que hemos denominado Gran Patrimonio y que contiene más de 30 propuestas para escaparse a regiones que destacan por su enorme Patrimonio”, explica Luis Lechuga.

En el pack Escapadas Gran Patrimonio se dan cita destinos que son Patrimonio Unesco, y también muchas otras localidades que incluyen castillos, monasterios y paisajes de gran belleza.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña