Trendrinks | Mahou San Miguel hizo 'un Mercadona' en el año 2017

La cervecera se tomó el ejercicio como "un año de impulso". Inversión a lo grande para sentar unas bases sólidas para el futuro.

Varios productos de Mahou San Miguel
Varios productos de Mahou San Miguel

Mahou San Miguel sigue a lo suyo y, como si de Mercadona se tratara, tuvo un 2017 de "impulso" en el que sacrificó ciertas cifras de cara a mejorar su inversión y así asegurarse un futuro esperanzador. "Es lo bueno de no ser una empresa que cotiza (en Bolsa) porque podemos pensar a largo plazo y no a corto", dice Alberto Rodríguez-Toquero, director general de Mahou San Miguel. Fácil relacionar sus palabras en rueda de prensa con las que pronunció Juan Roig, presidente de Mercadona, a principios de marzo. Las sensaciones dicen que Mahou San Miguel está moviéndose con soltura e inteligencia, dentro de la "prudencia". "Estamos marcando el camino para que el sector cervecero haga las cosas de forma distinta", remata Rodríguez-Toquero.

"Estamos marcando el camino para que el sector cervecero haga las cosas de forma distinta"

Las cifras de 2017 de Mahou San Miguel reflejan que la compañía tuvo una facturación de 1.262 millones de euros (+3,4%). Cifra récord de ventas, con una producción de 16,6 millones de hectólitros (13,8 millones de cerveza y 2,8 millones de agua y zumos de fruta), lo que supone también un aumento del 3,1% respecto a 2016.

El Ebitda se situó en los 257,5 millones de euros, un 2,7% menos que el año anterior, y su resultado de explotación se redujo un 4,1% frente a 2017. Alberto Rodríguez-Toquero apunta que estos números estaban previstos en la compañía y que, incluso, son mejores que lo presupuestado. "Son resultados muy satisfactorios", insiste. Esta caída se debe a la decisión de la cervecera de incrementar sus inversiones para seguir impulsando su crecimiento futuro. Así, estas aumentaron un 13,1%, hasta alcanzar los 88 millones de euros, cifra que se dirigió, fundamentalmente, a la innovación en productos y procesos, al desarrollo de sus marcas, a proyectos de optimización logística, a la introducción de mejoras tecnológicas en sus instalaciones que garanticen su sostenibilidad y al apoyo a sus clientes. Solo en 2017, destinó 69,1 millones de euros a impulsar la hostelería, lo que supone un 16,1% más que en el ejercicio anterior.

"2017 ha sido un año de impulso y ha confirmado que las decisiones tomadas por la compañía han sido las correctas"

"2017 ha sido un año de impulso y ha confirmado que las decisiones tomadas por la compañía han sido las correctas. Cerramos un ejercicio récord, en el que hemos crecido y consolidado las bases para afrontar con éxito y confianza los retos de futuro con un proyecto ilusionante en el que continuaremos invirtiendo para seguir liderando el sector a través de la innovación, la transformación de la categoría y el desarrollo sostenible de nuestro negocio", dice el director general de Mahou San Miguel.

Ha destacado, por ejemplo, que el 36% del crecimiento de su volumen de ventas provino de la innovación y el 60% del incremento del valor de las mismas procedió directamente de los lanzamientos de nuevos productos realizados en los últimos cinco años. Esta cifra supone el 3,8% de la venta neta total de la compañía, frente al 2,2% alcanzado en 2016. Del total de inversión de 2017, unos 20 millones de euros se destinaron a innovar, desarrollar, investigar y lanzar nuevas marcas y variedades. Ahora mismo, la compañía maneja 40 proyectos "vivos" con la previsión de lanzarlos de aquí a 2020. "Queremos que los productos sean relevantes para los consumidores y que tengan sentido en el mercado", explica Alberto Rodríguez-Toquero. Se han lanzado, por ejemplo, hasta 20 productos nuevos desde 2014, mucho de ellos sin alcohol y 0,0 para seguir las nuevas tendencias saludables.

Alberto Rodríguez-Toquero, director general de Mahou San Miguel
Alberto Rodríguez-Toquero, director general de Mahou San Miguel

Especialmente orgullosa se siente Mahou de sus cervezas envejecidas en barrica. Hasta 2,8 millones de inversión se destinaron en 2017 para su bodega de barricas, sumando actualmente 1.300. La idea es llegar a las 3.700 en 2020, sumando una inversión total de 5 millones de euros en este periodo. También se está posicionando de forma descarada en la defensa de las cervezas artesanales, con Nómada y Founders como grandes referentes. "Mahou San Miguel llega a 600.000 puntos de venta pero con Nómada y Founders llegamos 'solo' a más de 200 en Madrid y Barcelona. Vamos muy despacio y es un ejemplo de cómo queremos cambiar nuestra forma de hacer las cosas. Estamos convencidos que el mundo cervecero se desarrollará de forma artesanal y queremos ser parte de ese movimiento", afirma Rodríguez-Toquero.

"Estamos convencidos que el mundo cervecero se desarrollará de forma artesanal y queremos ser parte de ese movimiento"

En la categoría de aguas, Solán de Cabras crece a doble dígito año tras año. Ya presente en 34 países, está teniendo grandes crecimientos en Japón y Francia. Además, hace un mes Mahou San Miguel anunció la adquisición del 51,78% de Aguas del Valle de La Orotava, empresa canaria que envasa y comercializa las marcas de agua mineral Fonteide y Los Alpes en el Archipiélago. Esta compañía cuenta, además, con dos manantiales propios en Tenerife y más de 25 años en el mercado.

El negocio internacional supone el 15% de la facturación de la compañía. Sobre India, está tranquila: "Es un proyecto a largo plazo. No tenemos pensado ganar dinero hasta los años 2021-2022. Sabemos que es un mercado que explotará en algún momento y estamos cumpliendo los plazos", destaca Alberto Rodríguez-Toquero.

Para este año 2018, la compañía prevé inversiones cercanas a los 90 millones de euros y nuevos récords de ventas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña