esker-blog-food-retail Esker

| No perder la cabeza… ni el crédito | -

La gestión de crédito se revela como uno de los procesos más críticos. Que preocupa a los departamentos de contabilidad y a la dirección financiera, lógicamente. Pero que empieza a ser también objeto de máxima atención desde la alta dirección de las empresas.

No perder la cabeza… ni el crédito
No perder la cabeza… ni el crédito

Sí, es duro hablar de estas cosas, pero muchos de los daños colaterales que nos está trayendo esta odisea pandémica -de la que ahora se va a cumplir un año-, guardan relación con los negocios: actividades económicas restringidas, menos ventas por las limitaciones de movilidad, ERTEs cuando no EREs… y mucho más riesgo. En efecto, incluso si a tu empresa no le ha ido especialmente mal a pesar de todo, los problemas que tus proveedores y, sobre todo, tus clientes, hayan podido tener, pueden terminar impactando en tus cuentas. Por esa razón, hay que cuidar más que nunca la gestión de crédito.

Un informe reciente de Euler Hermes avisa de que las insolvencias corporativas están aumentando a nivel mundial y se esperaba que aumentaran un 20% en 2020 -lo que supondría 35.000 millones de dólares-, en gran parte por efecto de la pandemia. El Banco de España hizo una estimación a finales del año pasado, según la cual el tejido empresarial español acumularía un déficit de liquidez entre abril y diciembre que oscilaría entre los 224.000 y los 238.000 millones de euros. A falta de consolidar esos datos, esta entidad estimaba que el 68% de las empresas presentarían déficits de liquidez y que sólo el 40% del tejido empresarial habría logrado hacer frente a 2020 sin experimentar un deterioro de su situación patrimonial.

Más reciente es la advertencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que si bien admite que los avales públicos y las ayudas directas han paliado en buena medida el aumento de las insolvencias, vaticina que en los próximos meses, según esas medidas vayan venciendo, puede darse un riesgo de crédito creciente, que afectará sobre todo a pymes y a las empresas más afectadas por las restricciones. En la misma línea, analistas y expertos consideran que a lo largo de 2021 la morosidad empezará a escalar, especialmente en sectores como turismo, ocio, restauración y transporte, y también pueden verse afectados el consumo y el sector hipotecario.

Las empresas han de cuidar lo que tienen en caja. Y no llevarse sorpresas. Esa precaución implica, necesariamente, observar muy bien los riesgos en que pueden incurrir

Es evidente que siempre, pero más que nunca en los tiempos que corren, las empresas han de cuidar lo que tienen en caja. Y no llevarse sorpresas. Esa precaución implica, necesariamente, observar muy bien los riesgos en que pueden incurrir. Y la gestión de crédito se revela como uno de los procesos más críticos. Que preocupa a los departamentos de contabilidad y a la dirección financiera, lógicamente. Pero que empieza a ser también objeto de máxima atención desde la alta dirección de las empresas.

En este punto, la tecnología una vez más, y en concreto la digitalización y la automatización, vienen a prestar una ayuda inestimable. En este caso, hablamos de soluciones que ayudan a gestionar mejor los procesos de crédito a efectivo. Por un lado, la digitalización de las solicitudes de crédito, y por otro, el seguimiento de las carteras de clientes existentes, aportan a los gestores de crédito la información necesaria para mitigar los riesgos. Además, la automatización también puede asegurar los procesos de aprobación de crédito y la revisión periódica de cuentas, creando alertas y agregando datos sobre las situaciones crediticias.

SOLUCIONES DE GESTIÓN DE CRÉDITO

Gracias las soluciones de gestión de crédito, los responsables pueden disponer de una visión 360° y actualizada del estado de cuentas, así como todos los documentos relacionados con el cliente, incluida la información crediticia y comercial que permite tomar decisiones bien informadas y a tiempo. Y asegurar que los clientes de riesgo permanecen bajo control. Asimismo, pueden confiar en un proceso de aprobación de crédito automatizado a través de reglas de validación avanzadas.

Estas soluciones están conectadas con las agencias de calificación externas más reputadas en Europa y en América. Son éstas las que aportan los datos crediticios y los muestran en el formulario de solicitud de crédito del cliente. Esa información está siempre disponible para los responsables y departamentos de crédito cuando llega el momento de aprobar dichas solicitudes. De este modo, pueden estar seguros de que los nuevos clientes que entran en nuestro sistema contable -lo que llamamos onboarding- lo hacen en una situación solvente, así como estar avisados de si algún cliente ya existente puede estar atravesando problemas. Si se detectan a tiempo, siempre será más factible -y hasta amigable- llegar a acuerdos y buscar soluciones.

En definitiva, una vez más, se puede decir que la tecnología nos está ayudando a hacer más llevaderos estos tiempos, sin duda complicados para todos y para todo. A no perder la cabeza y a no perder la perspectiva del negocio. Lo más positivo es que, cuando todo pase y los temores e incertidumbres se vayan, los avances tecnológicos que hemos ido adoptando sí se quedarán con nosotros. Para hacer la vida más productiva, más fácil y amable. A las empresas y, sobre todo, a las personas.

Sobre el autor

Esker digitaliza el intercambio de documentos entre clientes y proveedores, fomentando así una máxima productividad y visibilidad en tiempo real. Su tecnología inteligente (IA, RPA) se casa con la del ser humano para crear un entorno de trabajo ideal, tanto para el empleado como para sus proveedores y sus clientes.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña