Firma invitada

| Qué le espera a Dimas Gimeno en sus próximos ‘DIAs’ | -

Ignacio González, socio de Life Abogados

Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés
Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés

Tras desvincularse por completo de El Corte Inglés en agosto, saliendo por la puerta de atrás a través de un acuerdo ‘in extremis’ para su cese voluntario, el que fuera presidente y consejero del emblemático Galerías Preciados podría dejar pronto su condición de desempleado y ponerse a los mandos de una de las compañías que más ha dado que hablar en los últimos tiempos: la cadena de supermercados DIA.

Poner el punto y final a su etapa en El Corte Inglés no fue un cuento de hadas para Dimas Gimeno, pero de su paso por los grandes almacenes se llevó una gran experiencia al frente del gigante del retail en España y una pingüe compensación de 8,5 millones de euros. Precisamente, esta experiencia y conocimientos son los que le reportaron gran parte de la cuantía que pagó El Corte Inglés, y es que 5 millones corresponden a una cláusula de no competencia para que Gimeno no se incorpore a otra empresa y pueda utilizar todo lo que sabe sobre los entresijos de la compañía que presidió. Sin embargo, son también sus conocimientos sobre el sector, su “know how”, los que justamente le hacen atractivo como fichaje estrella para la competencia.

En este contexto, el grupo de supermercados DIA ha visto en Gimeno al capitán perfecto para hacerse cargo de un barco que no ha hecho más que achicar agua en los últimos meses, desde que se anunciara que no podría cumplir sus expectativas de beneficio operativo para este ejercicio y rebajara sus resultados obtenidos el pasado año de 110 a 90 millones.

El ‘quid’ de la cuestión reside precisamente en el acuerdo de no competencia de Gimeno con El Corte Inglés. El gigante español de las compras alcanzó un acuerdo monetario para que el que fue su presidente y consejero no aprovechase sus conocimientos sobre la empresa para impulsar alguna compañía de la competencia. Y, aunque este tipo de acuerdos no suelen durar más de dos años por considerarse un periodo de tiempo abusivo, DIA necesita que alguien se ponga a los mandos cuanto antes para encauzar el rumbo que necesita para llegar a buen puerto.

En este punto, Dimas Gimeno tiene dos opciones: podría declinar cualquier oferta del Grupo DIA para presidir la compañía, perdiendo así una gran oportunidad para recuperar el crédito perdido como administrador tras su salida de El Corte Inglés, o, como opción más lógica, acordar con su anterior empresa su “libertad” para fichar por DIA en la medida en la que sea capaz de demostrar que la cadena de supermercados no es competencia directa de El Corte Inglés.

"Dimas Gimeno se encuentra entre la espada y la pared. Existe una vía para acceder a ser presidente ejecutivo de DIA, pero ésta le restringiría en gran medida su margen de maniobra con la compañía"

Sin embargo, aunque Gimeno demostrase que la rama de supermercados de El Corte Inglés representa una pequeña parte de todas las líneas de negocio de la compañía y esto le permitiera acceder a un puesto directivo en DIA, esta libertad probablemente generaría dudas para la cadena de supermercados, que quedaría coartada en su expansión y remodelación por esa restricción a abordar nuevos formatos que pudiesen entrar en competencia con el gigante del retail.

De hecho, dadas las características del ‘fichaje’ y la actual situación del grupo DIA, la incorporación de un puesto como el de presidente ejecutivo debería llevar aparejada la preparación conjunta, con Gimeno, de un Plan de Negocio específico en el que su incorporación aporte su punto de vista y hoja de ruta para la compañía. No obstante, si para que El Corte Inglés permita este acuerdo tienen que demostrar que no existe competencia entre ambas compañías, el abanico de posibilidades de negocio a través de las que DIA podría expandirse se reduciría en gran medida, vetando así a Gimeno muchas opciones con las que reflotar una compañía falta de nuevas ideas.

Gimeno se encuentra, por tanto, entre la espada y la pared. Existe una vía para acceder a ser presidente ejecutivo de DIA, pero ésta le restringiría en gran medida su margen de maniobra con la compañía. Lo que está claro es que si la cadena de supermercados se decide a hacer una oferta en firme, a Dimas Gimeno le esperan unos DIAs de devanarse los sesos antes de tomar una decisión sobre su futuro a corto plazo.

Sobre el autor

Tendencias, análisis, movimientos del retail... Cualquier experto del gran consumo tiene su hueco en FoodRetail & Shoppers.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña