Retailers | Lidl, "una mosquita pequeña" ante el "gigante" Mercadona

Michael Aranda, director general de Lidl España, afirma que la cadena alemana no está agobiada ni preocupada por estar en el top 3.

Michael Aranda, en el Congreso Aecoc 2016
Michael Aranda, en el Congreso Aecoc 2016

Quizá por no ser tan pródigo en actos públicos, la presencia de Michael Aranda, director general de Lidl España, ha sido una de las más destacadas este miércoles en el Congreso Aecoc 2016. En su ponencia analizó la "esencia" de Lidl y sus últimos movimientos. Ya más tarde, en rueda de prensa, hizo nuevas valoraciones y destacó que Lidl quiere seguir creciendo, pero sin pensar ni agobiarse con estar en el top 3 de la distribución española.

¿Es posible en un futuro un cara a cara con Mercadona? Michael Aranda lo tiene claro: "Le he dicho en persona a Juan Roig (presidente de la cadena valenciana, también presente en el congreso) que Lidl es aún una mosquita pequeña en comparación con Mercadona, que es un gigante".

Por ello, Lidl no valora de momento la posibilidad de estar frente a frente con Mercadona, aún muy lejos respecto a sus perseguidores en cuanto a cuota de mercado se refiere, en la lucha por el dominio de la distribución alimentaria en nuestro país. Ni siquiera da importancia al hecho de convertirse en el cuarto retailer español, solo por detrás de la propia Mercadona, Grupo Dia y Carrefour y ya por delante de Alcampo o Eroski. "No pensamos en el top 4 o el top 3, nosotros solo nos medimos a nosotros mismos; estamos en nuestra propia carrera", ha dicho Aranda al ser preguntado por GranConsumoTv.

Ahora, ha comentado Aranda, Lidl está pendiende de "sacar el máximo provecho al mercado actual" y ha apuntado que hay mayores posibilidades inmobiliarias, más licencias municipales o precios más razonables. Esto puede permitir uno de los grandes objetivos de Lidl: "estar cerca de las personas en cualquier ciudad de España".

En otro ámbito, el del ecommerce, Aranda ha indicado que Lidl España ya cuenta con un equipo de personas que están trabajando para que la cadena de supermercados se estrene en nuestro país con el comercio electrónico. ¿Plazo? "Antes de los próximos cinco años". La espera, indica el director general de la compañía, tiene una explicación: "Cuando queremos hacer algo, queremos hacerlo bien".

Aranda ha recordado que la inversión de Lidl España para este año ya en curso es de 350 millones de euros, superando así (+33%) los 262 millones de euros de 2015. De cara a 2017, ha adelantado que "la inversión será aún mayor".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña