Retailers | Mercaurante: el futuro del supermercado pasa por la restauración

Los retailers de gran consumo son cada vez más conscientes de la importancia del estómago. Ya no se trata solo de llenar los lineales de productos sino, cada vez más, de dar de comer al shopper. El 'mercaurante' nace de la necesidad de cubrir ese nicho de mercado de un consumidor que ya no cocina a diario pero sí necesita comer cada día y para quien el tiempo es todo un tesoro.

Mercaurante: el futuro del supermercado pasa por la restauración
Mercaurante: el futuro del supermercado pasa por la restauración

En un mundo cada día más globalizado, la eliminación de fronteras es un hecho en todos los ámbitos de la vida cotidiana y el sector del gran consumo no es ni mucho menos -más bien todo lo contrario- ajeno a los movimientos de la sociedad.

En los últimos tiempos se está imponiendo una realidad en el sector del gran consumo: la llegada del mercaurante. Un movimiento al que se le puso nombre durante el Congreso de Hostelería de AECOC celebrado el pasado mes de mayo en Madrid. Es evidente que existe una apuesta cada vez más descarada de los supermercados por entrar en el negocio de la restauración. En un sondeo realizado entre los asistentes al citado Congreso, más de dos tercios de los participantes abogaron por la necesidad de impulsar acciones sectoriales ante el riesgo de perder una cuota significativa de mercado, la de la comida ya preparada y lista para consumir.

Porque, sea como sea, lo cierto es que los retailers son cada vez más conscientes de la importancia del estómago y no piensan dejar escapar este nicho. Ya no se trata solo de llenar los lineales de productos sino de, cada vez más, dar de comer al shopper. Hace un par de meses, durante la presentación de resultados de Mercadona, el presidente de la compañía, Juan Roig, fue muy claro: "El objetivo de Mercadona desde sus inicios ha sido llenar la tripa del cliente. Igual que el cliente nos pidió productos frescos y respeto al medio ambiente, ahora está pidiendo productos que estén más cerca de la boca y a esto le hemos llamado `Listo para comer´", aseguró en referencia a la nueva tendencia que se extiende por la cadena valenciana de supermercados.

Pero Mercadona no es ni mucho menos el único retailer que participa en esta carrera. Carrefour, Dia, Lidl o Alcampo ya han puesto en marcha iniciativas en este sentido, desde la implantación de espacios especializados en el punto de venta hasta las cocinas para ofrecer platos elaborados y los espacios -cada vez mayores- para consumir estos platos.

EL MERCAURANTE COMO SOLUCIÓN DE CONVENIENCIA

Xavier Cros, responsable de AECOC Shopperview, pone el foco de éxito de esta tendencia en un factor contemporáneo fundamental: la falta de tiempo. "El 59 % de los consumidores considera que tienen un estilo de vida muy ajetreado, lo que provoca que cualquier solución hacia la reducción de tiempo en la compra o en el consumo sea bienvenida", recuerda. En este sentido, el observatorio destaca que más de la mitad de los consumidores -el 56 %- declara consumir productos listos. En opinión de Cros, "el principal motivo es la falta de tiempo, aunque la falta de habilidades culinarias (sobre todo entre los millennials) es otro factor determinante".

Otro dato relevante para entender este fenómeno es que el 51 % de los españoles ha comprado comida a domicilio en 2018, según el estudio 'Radiografía del consumo actual en Restauración & Delivery', presentado por el panel de consumo fuera del hogar de la consultora KantarEdurne Uranga, Consumer director de Kantar Worldpanel Division y responsable del informe, destaca que "las marcas y cadenas se enfrentan a un nuevo terreno de juego donde el consumidor cada vez es más complejo, gasta menos y lo hace de manera más desestructurada: en el trabajo, por la calle, en el transporte público, etc; y donde las líneas tradicionales de canales, restauración y gran distribución se han difuminado”.

El consumidor se encuentra en una búsqueda continua de soluciones que le faciliten la vida y le ahorren tiempo.

De ahí la irrupción de este 'Mercaurante', una tendencia en opinión de Xavier Cros "ya instaurada y en crecimiento". Desde AECOC recuerdan que, según la última edición (primer semestre de 2019) de su Barómetro Shopperview, el 47 % de los shoppers ha consumido en los nuevos espacios de restauración en supermercados e hipermercados, de forma ocasional en la mayoría de los casos. Además, de estos, el 80 % cree que mantendrá e incluso aumentará el consumo en estos espacios.

"La conveniencia es uno de los factores de crecimiento más determinantes en cualquier sector. El consumidor se encuentra en una búsqueda continua de soluciones que le faciliten la vida y le ahorren tiempo", destaca Cros, que recuerda que existen tres ejes de desarrollo entorno a la conveniencia: los servicios, el producto y el canal. "El éxito de los lanzamientos 'Ready to eat', la apuesta de las grandes cadenas de distribución por tiendas ubicadas en gasolineras o el gran auge del 'delivery' y el take away' en hostelería son claros ejemplos de ello", apunta.

DE LAS CASAS SIN COCINA AL 'MERCAURANTE'

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de la omnicanalidad como el elemento indispensable para el crecimiento del retail, y las tendencias no hacen más que confirmar que la comida 'in situ' ha llegado para quedarse. En Asia, uno de los nuevos motores de la innovación, el gigante Alibaba ya se ha lanzado de lleno a la 'restauración' ofreciendo en sus supermercados Freshippo pescado y marisco fresco que el shopper-comensal consume allí mismo tras pasar por la cocina del súper.

Lo cierto es que tanto delivery como supermercados se han metido de lleno en la lucha por el negocio de la hostelería, y parece que hay mercado para todos.

Volviendo a Juan Roig, cuyos resultados avalan sus predicciones, el presidente de Mercadona ya aventuró en su momento que "la cocina del siglo XX no existirá a mitad del siglo XXI". Parece que Roig no exageraba cuando profetizó que "en los hogares solo se cocinarán platos por hobby", más si tenemos en cuenta que se están consolidando a nivel internacional tendencias como la de construir casas sin cocina. Toda una declaración de intenciones, ya que o bien se comerá fuera de casa o bien se traerá la comida de fuera, y en esa pugna es donde los retailers tienen que tomar posiciones.

De ahí el nacimiento de esa nueva tendencia, el 'mercaurante', que nace de la necesidad de cubrir ese nicho de mercado de un consumidor que ya no cocina a diario pero sí necesita comer cada día. Los supermercados lo saben y han comenzado la carrera. Habrá que ver cuál se lleva el gato al agua y consigue llenar 'in situ' el estómago de sus clientes.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña