Retailers | Carritos adaptados: las mascotas ya pueden hacer la compra

Ventaja para el supermercado: los clientes pueden así hacer una compra más relajada, lo cual puede hacer subir el gasto.

Carritos adaptados para que las mascotas también puedan hacer la compra Carritos adaptados para que las mascotas también puedan hacer la compra
Carritos adaptados para que las mascotas también puedan hacer la compra

Un perro espera con la mirada fija ante la puerta de un supermercado. Apenas pestañea. Permanece atado a un banco, a una farola o a cualquier verja que esté en el lugar. Cuando sale un cliente de la tienda, mueve con alegría su cola y entra repentinamente en una fase de excitación que se desvanece a la misma velocidad cuando comprueba que no es su dueño/a. ¿Quién no ha visto alguna vez esta escena?

El propietario de un supermercado italiano de la cadena Unes situado en la localidad de Luino, en la provincia de Varese y cercano a la frontera con Suiza, ha querido terminar con esta imagen de soledad de las mascotas y por ello ha adaptado los carritos de su establecimiento con el fin de que sus clientes puedan hacer la compra acompañados de sus fieles amigos.

El empresario, llamado Gianfranco Galantini, cuenta con unos carritos especiales adaptados para que perros de pequeño tamaño puedan entrar en la parte delantera de los vehículos. El servicio puede usarse de forma gratuita.

"Es el primer supermercado de la ciudad y de la provincia de Varese que toma esta medida. Y estamos entre los primeros en Italia", señala el dueño del súper en declaraciones a Varese News.

La ley regional permite que los animales puedan entrar en los supermercados, aunque con condiciones, puesto que no pueden ir sueltos, por lo que deben ser transportados en una bolsa o en el brazo de sus dueños. "Los animales son dóciles y no dan problemas", añade Galantini, quien destaca además que muchos compradores extranjeros han aplaudido la iniciativa y han mostrado su deseo de tener en sus países supermercados tan amantes de los animales. De momento, parece que Unes podría extender la idea al resto del tiendas del país transalpino.

El hecho de que los consumidores puedan hacer la compra junto a sus mascotas permite, además, una gran ventaja para el supermercado: tienen menos prisa para salir del establecimiento y pueden hacer una compra más relajada, lo cual puede hacer subir el ticket de compra. ¿Llegará esta iniciativa a España? Tiempo al tiempo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña