Fabricantes | El catalexit del gran consumo: retailers y fabricantes deciden

Varias empresas ya han anunciado que se van de Cataluña, otras se lo piensan y otras tantas no se pronuncian.

Imagen de las banderas de Cataluña, España y la Unión Europea. Imagen de las banderas de Cataluña, España y la Unión Europea.
Imagen de las banderas de Cataluña, España y la Unión Europea.

Estamos en un proceso de Catalexit que cada día ha sumado nuevas empresas ante el desafío independentista en Cataluña. La situación está afectando tanto a retailers como a fabricantes afincados en la Comunidad Autónoma y algunos ya están tomando medidas como la categórica de trasladar su sede social a otros puntos de España. Otras compañías prefieren esperar: unas se lo están planteando y otras, de momento, guardan silencio y no se pronuncian en un sentido u otro. Hagamos un repaso:

Bimbo

La compañía ha decidido trasladar su sede social, dejando Cataluña para situarse en el Parque Empresarial Las Mercedes de Madrid. Bimbo asegura que su intención es mantener "la seguridad jurídica necesaria para poder seguir trabajando con normalidad".

Europastry

Uno de los gigantes en la producción de pan y bollería, que a principios de este verano se hizo con un 60% de la luguesa Ingapan, ha advertido a EP de que "se adaptará a los cambios que sean necesarios para mantener su modelo de negocio como ha hecho hasta ahora a lo largo de sus 30 años de historia". Conclusión, la idea de salir de Cataluña pasa por su cabeza.

Freixenet

Tras dejar la decisión en suspenso durante todo el mes de octubre, Freixenet finalmente ha decidido mantener su sede social en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) y no abandonará Cataluña al vislumbrar, con una elecciones autonómicas convocadas para el próximo 21 de diciembre, una solución a corto plazo del conflicto generado por el desafío independentista. En todo caso, la decisión no es definitiva, ya que volverá a analizar la situación y el escenario político que se quedaría tras los comicios.

Codorníu

Habló Freixenet... y las llamadas se dirigieron al momento a Codorníu. La otra gran compañía de cava de Cataluña manifestó desde el principio que se planteaba también trasladar su sede social, ubicada en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona), y tras unos días de dudas se decidió finalmente por irse a La Rioja. Esta decisión se ha tomado "ante la situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Cataluña y con el objetivo de garantizar los intereses de sus trabajadores y clientes".

Idilia Foods

Idilia Foods, propietaria de marcas como ColaCao, Nocilla, Paladin y Okey, ha decidido trasladar su sede social de Barcelona a Valencia. La compañía ha recordado que, en más de 70 años con domicilio social en Cataluña, ha convivido con distintas etapas políticas y "nunca" se ha posicionado políticamente. También ha pedido a los ejecutivos de Mariano Rajoy y de Carles Puigdemont que solucionasen la situación "con la mayor urgencia posible".

Lidl

Desde el principio del conflicto catalán, la empresa catalana se ha expresado siempre en los mismos términos: "Lidl no se plantea ningún cambio mientras no se modifique el actual ordenamiento jurídico. Si eso se produjera, tomaríamos las medidas necesarias para garantizar el desarrollo de nuestro negocio en Cataluña y España, respetando el marco legal que quede establecido".

Cervezas San Miguel

Una de las sociedades de Grupo Mahou ha decidido dejar Cataluña por el desafío independentista y cambiar su domicilio social a Málaga, donde cuenta con un centro de producción desde 1966. Esta decisión "responde al compromiso de garantizar la máxima seguridad jurídica para la compañía y sus profesionales en el desarrollo de su actividad", indica la empresa.

Pastas Gallo

Pastas Gallo decidió trasladar su sede social de Barcelona a El Carpio (Córdoba) "de cara a garantizar la seguridad jurídica y los intereses de nuestros consumidores, clientes, empleados y accionistas". La decisión de ir a Córdoba se debe a que allí tiene la mayor de sus factorías.

Unilever

Sin mojarse del todo, la multinacional, que tiene su sede española en Cataluña, ha dicho a El Confidencial que su objetivo, "respaldando la legalidad vigente, es servir en todo momento a sus clientes allá donde se encuentren".

Naturhouse

Fue de las primeras empresas en salir de Cataluña por "razones estratégicas y también por sentido común". La empresa de nutrición se fue a Madrid y justificó su decisión señalando que la mayor parte de su mercado está fuera de España, por lo que la salida de Cataluña no le afectaría tanto.

"En el ADN de un empresario no hay posicionamiento político"

En silencio

Otras empresas con sede en Cataluña no han querido pronunciarse, de momento, sobre si se plantean trasladarse a otra región. Son los casos de Nestlé, Danone, Ferrero, Miquel, Tarradellas o Gallina Blanca. El presidente de Fiab, Mané Calvo, justifica este silencio de las compañías: "En el ADN de un empresario no hay posicionamiento político. Un posicionamiento te resta consumidores y no es lo más deseable. Creo que tiene sentido".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña