Shoppers | Los alimentos 'libres de...', aún más al alza entre los europeos

El 33% de los consumidores eligen ya en su compra productos sin lactosa, sin levadura o sin gluten.

Una mujer comprando en un supermercado Una mujer comprando en un supermercado
Una mujer comprando en un supermercado

El 70% de los consumidores de toda Europa compran alimentos saludables, con menos sal, azúcar, grasa o calorías. Es la principal conclusión de un estudio realizado por la consultora IRI, a través de una encuesta realizada a compradores europeos, quienes reconocen adquirir cada vez más comida orgánica, vegetariana y 'libre de'. Confirmada por tanto la tendencia de mirar más la salud a la hora de alimentarse.

La encuesta, que se realizó entre compradores de siete países europeos, entre ellos España, encontró que más de la mitad de los compradores adquieren alimentos orgánicos, lo que supone un aumento del 35% en los últimos tres años, y un 39% compra opciones de comida vegetariana (un aumento del 26% en el último trienio). Las personas que compran opciones de alimentos 'libres' también han crecido, con el 33% de compradores eligiendo ya productos sin lactosa, sin levadura o sin gluten.

"La preocupación por el bienestar general es la principal razón por la que los europeos están comprando opciones de alimentos más saludables"

"La preocupación por el bienestar general es la principal razón por la que los europeos están comprando opciones de alimentos más saludables", dice Livio Martucci, director de IRI. Y añade: "Están más preocupados por la calidad, la seguridad y el sabor de los alimentos que compran, tienen una intolerancia a ciertos alimentos o simplemente quieren perder peso. Con la obesidad convirtiéndose en un desafío clave para la salud en toda Europa, es alentador ver que uno de cada cuatro compradores (26%) se preocupe por comer mejor y querer lograr la pérdida de peso".

También advierte que cada vez hay más personas que consumen productos 'libres de' sin estar diagnosticados como intolerantes a ciertos ingredientes. "Piensan que consumen comida más saludable y están dispuestos a gastar más dinero para comprarla", comenta.

Un tercio de los compradores quieren adquirir alimentos libres de aditivos y uno de cada tres compradores lee con detalle los ingredientes y las etiquetas nutricionales de los alimentos antes de comprarlos.

IRI considera que hay una gran oportunidad para los fabricantes de alimentos si logran poner de relieve los beneficios para la salud de sus productos o introducir líneas nuevas y saludables. "Comer sano ya no es un nicho de mercado que se situará en el fondo de un pasillo de supermercado. Hay una gran oportunidad aquí para los fabricantes para innovar y para los minoristas para dar más espacio a alimentos más saludables, incluyendo sus marcas blancas", afirma Martucci.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña