Retailers | Carrefour: bien en España, decepción total a nivel global

La compañía crece en España, pero sus resultados en el primer semestre a nivel global invitan a una reflexión dentro de la compañía.

Varios carritos de Carrefour Varios carritos de Carrefour
Varios carritos de Carrefour

Carrefour ha dado a conocer sus resultados en el primer semestre de este año y no han sido del todo buenos. A nivel global, su beneficio (154 millones de euros) ha bajado cerca del 40% respecto al mismo periodo de 2016 y su endeudamiento neto aumentó un 4,8%, hasta 7.720 millones. La facturación, eso sí, aumentó un 6,2% (un 3,3% a tipo de cambio constante), superando los 40.000 millones de euros. Con estas cifras sobre la mesa, Carrefour ha anunciado que presentará un "plan de transformación" antes de que termine este año. Primera consecuencia: caída brutal en la Bolsa.

Las buenas noticias para Carrefour vienen de España, donde la facturación en los primeros seis meses del año alcanzó un total de 4.413 millones de euros, lo que suponen mejorar en un 7% los datos del primer semestre de 2016. Carrefour habla de "éxito" en la integración de las tiendas Eroski adquiridas el año pasado en un plan de transformaciones de hipermercados que está prácticamente cerrado.

Entre abril y junio, las ventas de Carrefour España sumaron 2.302 millones de euros, incrementando un 9,4% su facturación respecto al segundo trimestre del año pasado.

Pero son los resultados globales los que están dando dolores de cabeza a Carrefour. En su 'país', Francia, los resultados no están siendo los esperados y en el resto de Europa la compañía está a la baja excepto en algunos países como España. En los países emergentes, sobre todo en Latinoamérica, sí hay un ligero crecimiento.

Difícil, por tanto, está siendo el estreno del nuevo presidente de Carrefour, Alexandre Bompard, que ha anunciado un "plan de transformación" que se detallará antes de fin de año. En todo caso, ya ha dado algunas pistas, que siguen el discurso de los últimos años de Carrefour de convertirse en una empresa "verdaderamente omnicanal". Así, acelerará aún más su transformación digital y se mantendrán las reformas y adaptaciones de sus establecimientos (sobre todo hipermercados) "ante la presión del ecommerce".

Carrefour también se plantea simplificar la organización de la compañía para ganar agilidad, pero también "reforzar las sinergias entre los países, las entidades y los formatos". El objetivo final es "aumentar la rentabilidad", ya que el varapalo de este primer tramo del año ha sido importante.

"Nuestros resultados de 2017 se verán afectados por nuestro desempeño en el primer semestre"

"Nuestros resultados de 2017 se verán afectados por nuestro desempeño en el primer semestre y un entorno operativo que seguirá siendo difícil durante la segunda mitad del año en algunos países", advierte la compañía. De cara al conjunto del ejercicio, Carrefour espera elevar sus ventas entre un 2% y un 4%, excluyendo el efecto del cambio de moneda, añadiendo que "reforzará" su disciplina financiera, reduciendo las inversiones hasta un rango de entre 2.200 y 2.300 millones de euros, frente a la previsión inicial de 2.400 millones.

Tanto que tras darse a conocer estos resultados la Bolsa ha reaccionado rápidamente y a la baja. En el parqué parisino, Carrefour bajó en la apertura de la sesión hasta un 14%.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña