Food | Una chocolatina, 20 minutos de carrera: piden un etiquetado que incluya ejercicio

Investigadores británicos sugieren que el etiquetado de los alimentos de actividad física equivalente a calorías podría reducir unas 200 de la ingesta diaria.

Consumidor revisando un etiquetado
Consumidor revisando un etiquetado

¿Te gustaría saber cuánto ejercicio tienes que hacer para quemar las calorías de un alimento o bebida? Pues esto es lo que pide una investigación publicada en el Journal of Epidemiology & Community Health, que recoge Europa Press, y que demanda un etiquetado que incluya esta información al considerar que podría ser una forma efectiva de animar a las personas a tomar decisiones dietéticas más saludables.

Los expertos que han realizado este análisis señalan que el sistema actual de etiquetado de alimentos por contenido de calorías y nutrientes es poco conocido, y hay poca evidencia de que esté alterando las decisiones de compra, pero creen que puede valer la pena intentarlo. Y es que, calculan que si se aplica ampliamente, podría reducir hasta 195 calorías por persona al día.

El etiquetado de los alimentos de actividad física equivalente a calorías o gasto (PACE, por sus siglas en inglés) tiene como objetivo mostrar cuántos minutos o millas de actividad física se necesitan para quemar las calorías de un alimento o bebida en particular. Por ejemplo, comer 229 calorías en una pequeña barra de chocolate con leche requeriría unos 42 minutos de caminata o 22 minutos de carrera para quemarlos.

A partir de sus hallazgos y el consumo promedio de tres comidas al día más dos refrigerios, los investigadores sugieren que este etiquetado podría disminuir unas 200 calorías de la ingesta diaria. No está nada mal, la verdad.

Los autores de esta investigación creen que el etiquetado PACE es "prometedor" y ayudaría a frenar la obesidad

Por su parte, la Royal Society for Public Health del Reino Unido ya ha pedido que el etiquetado PACE reemplace el sistema actual, pero hasta la fecha, hay poca evidencia sólida para respaldar esta postura. Sin embargo, los autores de la citada investigación aseguran que este etiquetado "es prometedor para reducir la cantidad de kilocalorías seleccionadas de los menús, así como la cantidad de calorías y la cantidad de alimentos (gramos) consumidos". Además, creen que ayudaría a frenar la obesidad.

"El etiquetado PACE es una estrategia simple que los fabricantes podrían incluir fácilmente en los envases de alimentos / bebidas, en las etiquetas de precios de los estantes en los supermercados y / o en los menús de los restaurantes / establecimientos de comida rápida", sostienen.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña