blog-antonio-agustin
EL observador

| La Liga de la Restauración: Barcelona vs. Madrid X | -

Lo que está cambiando en la comparación Barcelona-Madrid no parece ser el volumen del negocio ni la capacidad de recuperación, sino más bien la tipología del parque de restaurantes y el proceso de modernización. Un nuevo post de Antonio Agustín en Food Retail & Service.

Algunas marcas de restauración de Grupo Larrumba, en Madrid
Algunas de las marcas de restauración de Grupo Larrumba, en Madrid

Hace varios meses que se está popularizando una cantinela que tenía la necesidad de contrastar y cuantificar: La restauración de Madrid va a tope y Barcelona está perdiendo -desde la pandemia- el tren”.

Al ser un servidor de esta ciudad catalana y arrugar algo el entrecejo al escucharla, como en el fútbol, suele propiciar que le tilden a uno de mal perdedor o de mal observador: “Yo estuve el otro día en Madrid y estaba lleno” (...) Barcelona fatal”, “En Madrid se huele y se palpa el optimismo”. 

Madrid no es ni más ni menos tabernaria que Barcelona, pero, desde luego, está desarrollando un modelo de consumo cada vez más parecido al que se marcó hace años en Barcelona

Antonio Agustín

Dado que la virtud está en basarse más en los números y los hechos que en las opiniones, pedí a dos prestigiosas empresas de investigación de mercados, Nielsen IQ y UVE Solutions, que poniendo encima de la mesa sus respectivas herramientas de medición diesen su visión objetiva como respuesta. Estas son algunas de las conclusiones:

  • Barcelona, y en general Catalunya, sufrió más  durante la pandemia, ya que las restricciones legales fueron notablemente más duras (Madrid retrocedió en facturación un 13% y Barcelona un 19%). Eso lo sospechábamos.
  • Aún así, los negocios de ambas ciudades fueron extraordinariamente resilientes a la crisis sanitaria, hasta el punto de que en Madrid cerró únicamente el 1% de los locales de hostelería y en Barcelona el 2%. Por comparar, en España -la media-nacional- tuvo que “chapar” hasta un 12% de los establecimientos del sector.
  • La recuperación del negocio de horeca de Barcelona y de Madrid ha sido exactamente igual en porcentaje: un 13%. Ni Madrid ni Barcelona han recuperado su cifra prepandemia, a la que sí alcanzan las medias nacionales, con un 16% -es decir, han llegado a las cotas de la realidad anterior-.
  • Tras el COVID, Madrid está muy cerca de  igualar el consumo total de bebidas que ya hay en Barcelona. De hecho, Barcelona está más cerca del consumidor per cápita de España que Madrid  (62,3 litros en España, 63,4 litros en Barcelona y 41,9 en Madrid).
  • Para terminar, hablemos de la tipología de los locales. Aunque muy parecida, hay rasgos que diferencian: El peso de los locales calificados como trendy -modernillos podríamos decir- es mayor en Barcelona: 14,6% frente a 13,6% en Madrid, si bien están creciendo a toda pastilla en la capital del Reino.

Sin ánimo de polemizar, concluimos lo siguiente:

Barcelona llevaba unos años de ventaja en eso. Madrid está modificando rápidamente su paradigma de hostelería de cuchara por otra más a la moda de pinta Michelin (24 estrellas hay ya frente a las 30 de Barcelona) con el desarrollo de una serie de grupos muy notorios y concentrados en barrios del tipo “buenos” como el de Salamanca.

Y ya que esto gusta a los castellanos tanto como a los catalanes es muy previsible que la tendencia se amplíe a otros espacios de la Península.

Dicho lo dicho, Madrid no es ni más ni menos tabernaria que Barcelona, pero, desde luego, está desarrollando un modelo de consumo cada vez más parecido al que se marcó hace años en Barcelona

Muchas gracias a los equipos de Nielsen IQ y de UVE Solutions por ayudarnos a profundizar en ello en el marco de la Asamblea de Socios de FoodService Institute.

Sobre el autor

Consultor y consejero en el sector de Gran Consumo y Horeca. Ha sido fundador del Food Service Institute. Autor de numerosas publicaciones y colaborador habitual de Food Retail & Service.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña