Noticia remitida | Conociendo los códigos EAN

Conociendo los códigos EAN
Conociendo los códigos EAN

A pesar de que el código de barras de un producto es algo de lo más habitual, conocido por prácticamente cualquier persona, son muchas las que realmente desconocen su funcionamiento o la importancia que tienen en sectores como en el de la alimentación. De hecho, con la llegada de las nuevas necesidades, los códigos de barras comenzaron a diversificarse en varios tipos y unos de los más populares son los códigos ean. En este artículo vamos a tratar de conocer un poco mejor el funcionamiento y la importancia de estos códigos de barras y aprender más sobre estos códigos ean.

¿Para qué sirven los códigos de barras?

Los códigos de barras están colocados habitualmente en la parte trasera de un producto y están representados con unas cuantas líneas, algunas más gruesas y otras más finas, todas ellas puestas de forma vertical con el objetivo de que puedan ser leídas con un lector de código de barras, para que éste descifre la información del producto y lo transmita al monitor del punto de venta.

El código ean se diferencia del código de barras tradicional en que cuenta con un dígito más, hasta 13 y se trata de un código que no se encuentra limitado a la Unión Europea como el código tradicional, si no que cada vez está presente en más países. Esto facilita la tarea a una empresa que quiera exportar sus productos a cualquier parte del mundo.

Ventajas para el negocio de los códigos de barras

Al tratarse de una información codificada en un código, a la hora de descifrarla, esta puede ser traída perfectamente al idioma natal de quien se encuentra leyendo el código. Estas barras lo que nos permiten es disfrutar de una nomenclatura cifrada para poder marcar por ejemplo un dulce o el lugar de origen del producto. Si sustituyéramos el código de barras por un texto con las características del producto, tendríamos que hacer varios de estos textos en varios idiomas, con el objetivo de poder exportar nuestro producto por el mundo y que este sea legible. En el caso del código de barras, se trata de un lenguaje universal que el propio lector de código traduce a la lengua de quien se encuentra utilizándolo, por lo que resulta mucho más práctico y sencillo.

Además de este lenguaje universal, el código de barras supone un ahorro en costes bastante importante, ya que podemos almacenar en el mismo toda la información que queramos sin tener que recurrir a la impresión de etiquetas para el producto. Por otro lado, el código de barras facilita la tarea de inventariado de los productos, evitando también errores de tecleo en la clasificación de los mismos ya que el propio lector lo lee sin ninguna equivocación. Esta lectura tan rápida, facilita también que el proceso de compra del producto sea mucho más rápido en la caja y que por lo tanto el consumidor tenga que esperar menos tiempo en la cola. Por último, nos permite tener un mayor control tanto en la entrada como en la salida del producto con este código de barras por lo que podemos ser mucho más competitivos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña