Food | El consumo de leche en España bajó el 30% desde el 2000

Según los expertos, las raciones recomendadas son entre dos y tres al día en forma de leche, yogur, kéfir, queso, etc.

Productos lácteos
Productos lácteos

El consumo de leche en España ha descendido casi un 30% desde el año 2000. En concreto, la media está 72,8 litros frente a los 100 litros que se tomaban en esa fecha. Sin embargo, los expertos recomiendan seguir tomando leche de vaca por sus propiedades nutritivas y los beneficios que aporta si no existe un problema de salud como intolerancia o alergia. Esta es una de las principales conclusiones de un análisis realizado por Bayer con motivo del Día Mundial de la Leche, que se celebra este viernes, 1 de junio.

Bárbara Romano, especialista en Nutrición Humana y Dietética del Hospital Clínic de Barcelona, explica que, dentro de una dieta saludable y equilibrada "es importante mantener el consumo de leche y lácteos porque son una buena fuente de calcio biodisponible, es decir, que el cuerpo humano absorbe muy bien gracias tanto a la lactosa que contiene como a la vitamina D. Cabe destacar que es un alimento muy completo porque aporta una gran variedad de nutrientes: hidratos de carbono (en forma de lactosa), grasas, proteínas de buena calidad, minerales (calcio, potasio, fósforo, etc.) y también vitaminas A, B12 y D".

Sobre las raciones necesarias, Romano las cuantifica en unas 2-3 diarias en forma de leche, yogur, kéfir, queso, etc. "En caso de sufrir alguna alergia o intolerancia grave, es necesario aportar el calcio por otras fuentes, como pescado pequeño que se coma con espinas o vegetales, almendras, sésamo o espinacas. Sin embargo, cabe destacar que en estos casos las raciones necesarias para cubrir este aporte de calcio serán mayores que si lo hacemos a través de la leche o los lácteos", precisa.

"La elección de suplir el consumo de leche con otras alternativas no debe basarse en un autodiagnóstico"

En cuanto a la sustitución de la leche por bebidas vegetales, la nutricionista matiza que estas bebidas "contienen poca cantidad de calcio, por lo que deben estar enriquecidas, y también es importante vigilar el contenido de azúcar que se les añade para mejorar su sabor y aceptación". No obstante, Romano hace especial hincapié en que la elección de suplir el consumo de leche con otras alternativas no debe basarse en un autodiagnóstico. "Ante cualquier sospecha de intolerancia u otros problemas de salud derivados del consumo de la leche de vaca, siempre hay que acudir al médico para un correcto diagnóstico", matiza.

DESDE EDAD TEMPRANA

Asimismo, el comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría, y la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, recomiendan que se introduzca la leche entera entre el año y los 2 o 3 años de vida, siempre y cuando no se esté con lactancia materna. Concretamente, "en la primera infancia lo ideal son dos raciones diarias, unas 2 o 3 en el periodo escolar y entre 3 y 4 para los adolescentes", concreta el Dr. José Vicente Arcos, pediatra especialista Nutrición del Hospital Sant Joan de Déu.

El consumo de la leche de vaca en la edad infantil conlleva beneficios a largo plazo

El consumo de la leche de vaca en la edad infantil también conlleva beneficios a largo plazo. "Diversos estudios demuestran que el consumo de una cantidad suficiente de productos lácteos durante la infancia podría reducir el riesgo de osteoporosis al aumentar la adquisición de masa ósea con el crecimiento, disminuir la pérdida ósea con la edad y reducir las fracturas por osteoporosis, sobre todo en mujeres, aunque también es verdad que otros estudios reflejan que es el ejercicio físico el determinante fundamental de la acreción ósea", señala el doctor.

"Algunos datos apuntan a que puede ser, incluso, protector frente al desarrollo de hipertensión arterial. Esto no quiere decir que quien no consuma leche tenga más riesgo de baja mineralización ósea, pero ciertamente, puede ser más difícil llegar a ingerir una cantidad suficiente de calcio y vitamina D mediante otro tipo de alimento", explica.

CAMPAÑA #ESLALECHE

Ante esta realidad, Bayer ha puesto en marcha, por tercer año consecutivo, la campaña #EsLaLeche, para promover el consumo de este alimento entre la población, dando a conocer sus bondades nutricionales, y apoyar al sector del vacuno de leche.

En este sentido distintas entidades promueven la producción de la denominada leche A2, un tipo de leche que por las proteínas que contiene podría tolerarse mejor que la leche A1, que actualmente es la que más producción genera en España.

La denominada leche A2, que produce el 30% de las vacas en España, podría tolerarse mejor

Según Gerardo Caja, catedrático de Producción Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), "aunque la leche A2 no es una novedad a nivel mundial, ya que se conoce desde hace unos 20 años, sí que es un tema relativamente nuevo en España donde se estima que aproximadamente un 30% de las vacas producen este tipo de leche".

La leche de vaca es tres veces más rica en proteína que la leche materna. Del total de proteína que contiene la leche de vaca (3 a 3,5%), un 80% son caseínas. "Las caseínas son proteínas ricas en calcio y fósforo, muy digestibles y de alto valor nutritivo que, una vez digeridas, usamos para construir nuestras proteínas corporales. Las diferencias entre caseínas se deben a la cadena de aminoácidos que las componen (unos 200) y al orden en que se disponen en ella", matiza Caja.

"De las dos variantes, la A1 y A2, sólo se diferencian en un aminoácido (histidina o prolina, respectivamente) lo que produce cambios durante la digestión de la caseína y la posterior absorción de aminoácidos. En este sentido, la digestión de la leche A2 es más parecida a la de la leche humana, lo que hace que en algunas personas sea más digestible y mejor tolerada que la leche A1 y puede tener una gran importancia en su alimentación. La leche de las razas de vacas tradicionales y de otras especies, como la cabra y oveja, son mayoritariamente A2", afirma Caja.

CONTROLAR LA CALIDAD

Por otro lado, los controles de calidad a los que se somete la leche es un tema candente entre la población. Josep Mallo, veterinario especialista en calidad de la leche en Lleidavet S.L.P., explica que los procesos de control y revisión tanto de la leche como de las vacas productoras "son muy estrictos". "Tanto el productor como los que nos encargamos de la revisión de las instalaciones y de la producción de la leche nos preocupamos por ofrecer y mantener siempre la mayor calidad posible", añade este experto.

En este sentido, Mireia Campàs, Brand Manager del área de Animales de Granja de Bayer y responsable del Servicio Técnico, afirma que el objetivo de la campaña es "difundir la gran labor que hacen ganaderos y veterinarios para que cada día podamos tener en nuestros hogares leche de calidad".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña