Industria auxiliar | Esto es lo último para detectar microorganismos en alimentos

Ainia desarrolla nuevas tecnologías que mejorarán la competitividad de las empresas agroalimentarias.

Laboratorio de control microbiológico de Ainia
Laboratorio de control microbiológico de Ainia

Ainia ha desarrollado nuevas tecnologías de visión avanzada más eficaces en la detección de microorganismos complejos en alimentos, responsables de enfermedades alimentarias que afectan a más de 23 millones de personas al año sólo en la UE.

Para ello, se han investigado distintos tipos de cultivos como bacterias de aplicación en nutrición y sanidad vegetal, levaduras y bacterias acidoláticas de la industria alimentaria y microorganismos de interés en el análisis de alimentos, aguas, etc.

En la actualidad, se emplean técnicas convencionales de detección de microorganismos que consisten en un cultivo de la muestra, a partir de una cantidad determinada de alimento, y un recuento visual.

El prototipo desarrollado por Ainia, en el marco del proyecto Microdet, es más eficiente en la detección de microorganismos complejos presentes en alimentos, a través de la automatización de la tarea de recuento e identificación de cultivo en placa.

Se ha creado un algoritmo software para el conteo automático de las unidades formadoras de colonias en alimentos

Asimismo, se han utilizado tecnologías ópticas avanzadas como: métodos de excitación multiespectral, nuevos sensores de imagen de alta resolución y sensores microelectrónicos hiperespectrales. Además, se ha creado un algoritmo software para el conteo automático de las unidades formadoras de colonias en alimentos.

Y es que, el centro tecnológico recuerda que los alimentos insalubres son “una amenaza para la salud pública mundial” y ponen en peligro especialmente, la vida de lactantes, niños pequeños, embarazadas y personas mayores. Mientras que, para los adultos sanos, muchas enfermedades transmitidas por los alimentos sólo les producen problemas gastrointestinales leves, como vómitos y diarrea, los grupos más vulnerables pueden desarrollar síntomas más graves o incluso la muerte.

Por ello, contar con nuevas herramientas para un control más exhaustivo y automatizado, ofrece a la industria alimentaria “resultados más eficaces” para garantizar la máxima seguridad de los alimentos cuando sean ingeridos por el consumido, a la vez que reduce los costes de los análisis que se realizan para detectar patógenos, mejorando la competitividad de las empresas del sector.

RESULTADOS DE GRAN VALOR

Los resultados obtenidos en el proyecto se convierten en una herramienta de gran valor en diversos campos:

1.- Bioproducción: seguimiento del crecimiento de cultivos microbianos de distintos tipos y con distintas aplicaciones (agricultura, alimentación, cosmética, industrial).

2.- Laboratorio de microbiología: recuentos microbiológicos de los microorganismos analizados en laboratorio (patógenos, alterantes, etc.)

3.- Nutrición y salud: estudios in vitro de la microbiota intestinal, probióticos, etc.

4.- Antimicrobianos: evaluación de la capacidad bactericida o bacteriostática de sustancias o materiales de distinta naturaleza.

5.- Biofilms: seguimiento del crecimiento de los microorganismos.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña