Tendencias e ideas de negocio | "¿Qué pasaría si...?": la filosofía de innovación de Procter & Gamble

Las alianzas son vitales. Poniendo el ejemplo de Alibaba, lamenta que en Europa no se pueda encontrar un partner tan colaborativo.

Vanessa Prats, durante su ponencia
Vanessa Prats, durante su ponencia

"'¿Qué pasaría si...?' Este es siempre el origen de la innovación de nuestros productos". Es la base con la que el gigante Procter & Gamble vive en su día a día. Lo confirma Vanessa Prats, directora comercial de España y Portugal de la compañía, quien ha desgranado en el 22º Congreso Aecoc de Estrategia Comercial y Marketing (antes Tecnomarketing) la filosofía de innovación que la multinacional desarrolla en todos los países donde opera.

Tener una red abierta en innovación es la clave. "Queremos talento y estamos dispuestos a encontrarlo allá donde esté", dice Prats, quien apunta que las alianzas son claves en la innovación. "En P&G costó romper el dogma de siempre, pero tras ello hemos conseguido una innovación sin precedentes", añade.

Ha puesto como ejemplo la colaboración de la compañía con el gigante chino Alibaba, muy productiva en el país asiático. "En Europa vamos con un poco de retraso en estas cosas", se lamenta, criticando las complicaciones para encontrar en el Viejo Continente un partner de distribución que comparta los datos de sus usuarios y con el que se pueda trabajar conjuntamente para crecer en distintas categorías. En ese sentido, ha añadido que no se está llegando a la total transparencia con las compañias. "El ejemplo de Alibaba demuestra que es posible y permite dar soluciones personalizadas a los consumidores con resultados muy buenos", subraya.

La invitación es clara: compañías de diversa índole pueden colaborar y sumar esfuerzos para crecer y hacerse más grandes.

La responsable de P&G considera que "la innovación real no es el resultado del proceso; la innovación que marca la diferencia es el fruto de una mentalidad". De ahí viene ese "¿Qué pasaría si...?", base de una filosofía que pretende general valor al consumidor y lograr que los mercados crezcan.

Por otro lado, recordando que en todo momento "el consumidor debe estar en el centro", Prats ha indicado que los datos son el nuevo recurso para saber más de los shoppers. Tantos que son ilimitados y difíciles de gestionar. "Los tenemos en un puzzle que no está compuesto; debemos ponerlos en común para llegar al consumidor más y mejor", añade, comentando que seria "interesante saber qué piensan realmente", algo que las nuevas tecnologías neurocientíficas pueden resolver.

Como conclusión, Vanessa Prats ha señalado que el consumidor solo pide "que vayamos a él y le digamos cómo resolver su problema". Y sentencia: "No lo haremos si no tenemos una mentalidad ganadora".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña