Food | Deoleo perdió 179 millones en 2016 y está al borde de la disolución

Facturó el 15% menos en ese ejercicio y su volumen de ventas retrocedió también un 22%. Su deuda alcanza los 533 millones.

Deoleo acusó la subida del aceite y perdió 179 millones en 2016
Deoleo acusó la subida del aceite y perdió 179 millones en 2016

El año 2016 ha dejado muy malas cifras, una vez más, para Deoleo. La compañía, propietaria de marcas como Carbonell o Koipesol, perdió 179 millones de euros en ese ejercicio. Redujo también su facturación el 15% con respecto al año anterior por la subida de los precios del aceite en origen, "que fue trasladada de forma paulatina a los precios de venta", indica la empresa. Además, su volumen de ventas descendió un 22%. "El inesperado cambio en la normativa fiscal" que se produjo en diciembre de 2016 ha tenido un impacto de 53,3 millones de euros, justifica también.  Su deuda asusta: 533 millones de euros.

Esta situación ha llevado a la compañía a incurrir en causa de disolución. Por ello, el consejo propondrá a la Junta de Accionistas los acuerdos a adoptar para restablecer el equilibrio patrimonial y revertir esta situación. Tras dar a conocer esta decisión, la empresa se ha hundido en Bolsa.

Según explica la firma en un comunicado, estas pérdidas han sido originadas, principalmente, "por la decisión del consejo de administración de registrar un deterioro de los activos por valor de 96,3 millones de euros para adecuar el balance a la situación actual de la compañía y para asentar el desarrollo futuro del grupo sobre una base sólida”.

Asimismo, el grupo ha tenido una serie de gastos no recurrentes que ascendieron a 33,6 millones de euros, debidos a la gestión de la crisis en Italia y a la reorientación de la estrategia de calidad de la compañía. “En este sentido, se han incorporado criterios más exigentes, lo que ha supuesto rediseñar procesos, sistemas y estructura en una apuesta firme por la calidad como pilar fundamental del negocio”, indica Deoleo.

Las buenas noticias para la compañía tienen que ver con el Ebitda ya que obtuvo 46,1 millones de euros, esto es, un 30% más que en el ejercicio anterior. Sin embargo, la deuda financiera neta de la aceitera cerró en 533 millones de euros, el 1,5% por encima de la cifra de 2015.

El pasado año el Consejo de Administración decidió la venta de la planta de Antequera, un nuevo plan para la planta de Inveruno y, a comienzos de 2017, acometer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a sus plantas industriales y oficinas en España, así como un plan de inversiones para las fábricas de Alcolea (España) y Tavarnelle (Italia).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña