Food | La industria se conjura contra los aranceles de Trump

España exportó a Estados Unidos el pasado año por valor de 1.843,47 millones de euros y el país norteamericano es el primer mercado de destino de las exportaciones de alimentos y bebidas después de la Unión Europea.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos

La industria de alimentación y bebidas y representantes del sector primario han constituido una plataforma para rechazar la imposición de aranceles en Estados Unidos a sus productos como represalia por el conflicto contra Airbus en el marco de la OMC y exigen tanto al Gobierno de España como a la Unión Europea la "máxima implicación y firmeza" ante esta amenaza a uno de los sectores más dinámicos de la economía española como es el agroalimentario, según han informado en un comunicado.

En concreto, los sectores afectados como el aceite, el vino o el porcino, entre otros, se han alíado para reclamar soluciones ante un escenario que amenaza con "perjudicar seriamente" la solvencia de este mercado estratégico y que podría suponer la pérdida de más de 5.000 empleos en España.

De esta forma, en esta plataforma están presentes Fiab, Asoliva, Asemesa, Anice, FEBE, Fenil, FEV, Fenaval, Asozumos, Cooperativas Agro-Alimentarias, Asaja, Coag y UPA y coinciden en que la decisión adoptada por la Administración Trump, que entra en vigor este viernes, responde a una "medida injusta y perjudicial".

No queremos ser moneda de cambio en una disputa ajena.

El sector agrolimentario español reclama incrementar la presión negociadora hasta el último momento, tanto en las relaciones directas del Ejecutivo español con Estados Unidos, como por parte de la Unión Europea, para llegar a un acuerdo que evite la aplicación de los aranceles o al menos su "congelación".

"No queremos ser moneda de cambio en una disputa ajena. Es fundamental la intervención al más alto nivel del Gobierno, la Comisión Europea y de los países aliados para evitar una guerra comercial abierta que será perjudicial en todas las direcciones", señalan desde la plataforma.


EXIGEN MEDIDAS "CONCRETAS Y CONTUNDENTES"

En cualquier caso, desde el sector agroalimentario español se exige también a la Unión Europea que adopte "medidas concretas y contundentes" y recuerda que se puede hacer frente a la amenaza de la Administración Trump imponiendo tasas a productos estadounidenses.

"Bruselas cuenta con la aprobación de la Organización Mundial de Comercio (OMC) para imponer tasas a productos estadounidenses por valor de 4.000 millones de dólares", han recordado.

Además, la plataforma agroalimentaria considera "necesario" que se empiece a trabajar de manera conjunta con los sectores en un plan concreto para la compensación a los afectados que pueda paliar el efecto negativo que provocarán los aranceles.

"Estas medidas deberían ser efectivas a partir del día 19 de octubre, un día después de la fecha que está prevista que los aranceles entren en vigor, hasta que se llegue a una solución pactada. Además, en el caso de la aceituna de la aceituna negra las medidas de compensación deben incluir el daño sufrido desde el 28 de noviembre de 2017", han recalcado.

Bruselas cuenta con la aprobación de la Organización Mundial de Comercio (OMC) para imponer tasas a productos estadounidenses por valor de 4.000 millones de dólares.

España exportó a Estados Unidos el pasado año por valor de 1.843,47 millones de euros y el país norteamericano es el primer mercado de destino de las exportaciones de alimentos y bebidas después de la Unión Europea.

Las medidas arancelarias ponen en peligro las ventas a este país de los ocho sectores más afectados -aceite de oliva, vino, aceitunas, quesos y otros lácteos, productos del porcino, zumos, licores, moluscos y frutas preparadas o conservadas-, y podrían suponer la pérdida de más de 5.000 empleos en España.

EL BANCO DE ESPAÑA CUANTIFICA LAS PÉRDIDAS

Por su parte, el Banco de España ha estimado que el aumento de aranceles a productos agroalimentarios españoles adelantado por parte de Estados Unidos, desde el 3,5% actual hasta el 25%, implicará un descenso de las ventas de estos productos a la economía norteamericana de, al menos, el 12%, equivalente al 0,01% del PIB.

Así se desprende del artículo analítico 'Las medidas proteccionistas arancelarias y las exportaciones de bienes españolas', que recoge Europa Press y que ha sido elaborado por el organismo supervisor ante el repunte de las tensiones proteccionistas globales que están incrementando los aranceles y "dañando la evolución del comercio internacional", afectando, por tanto, a las perspectivas del sector exterior de la economía española.

El análisis muestra que un incremento de los aranceles "afecta negativamente tanto a las posibilidades de exportación como, de manera persistente, a los valores exportados".

De acuerdo con las estimaciones del Banco de España, un aumento del 1% de los aranceles a la importación impuestos por otro país para un producto español implica una reducción de las exportaciones nominales de alrededor del 0,6%.


IMPACTO "ADVERSO Y PERSISTENTE" EN EXPORTACIONES

Los resultados del análisis revelan que los aumentos de las barreras arancelarias tienen un impacto "adverso y potencialmente persistente" sobre la capacidad exportadora de la economía española.

Según el Banco de España, la medida de aumento de aranceles prevista implicaría un descenso de las ventas de los productos agroalimentarios españoles a la economía norteamericana de, al menos, el 12%, lo que equivale al 0,01% del PIB, en función del peso de esas exportaciones en el total de las ventas españolas de bienes al resto del mundo (0,3%).

No obstante, el Banco de España matiza que las estimaciones no incorporan efectos no lineales relacionados con la magnitud del ascenso de los aranceles y, en el caso de un hipotético brexit sin acuerdo, con el profundo cambio institucional que supondría el abandono de la zona de libre comercio por parte de la economía británica.

En cualquier caso, subraya la importancia de los acuerdos comerciales recientemente alcanzados por la UE con Japón, Canadá y Mercosur, que suponen la eliminación de aranceles en más del 90% del intercambio de bienes con estas regiones, a las que, en conjunto, se destina cerca del 3% de las exportaciones de bienes españolas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña