Retailers | Buscado por colocar comida envenenada en supermercados

El sospechoso habría amenazado a cadenas como Lidl, Aldi o Edeka en Alemania y en su chantaje pide varios millones de euros.

Imagen del hombre en busca y captura en Alemania
Imagen del hombre en busca y captura en Alemania

Alemania está en alerta ante las amenazas de un hombre que asegura que colocará en varios supermercados del país alimentos envenenados si no recibe una determinada cantidad de dinero que no ha trascendido de forma oficial, aunque se habla de 10 millones de euros. La policía y la fiscalía de Constanza (sur de Alemania) han pedido la colaboración ciudadana para detener a este desconocido y se han difundido imágenes de él en todos los medios de comunicación germanos.

Al parecer, el hombre ha amenazado a varias cadenas de distribución con colocar alimentos envenenados en las estanterías de baby food. Para no hacerlo, pide varios millones de euros en un chantaje sin precedentes y de "extraordinaria relevancia". Las autoridades se toman "muy en serio" la amenaza, que podría extenderse a otros países fuera de Alemania.

La policía no ha quería difundir el nombre de las compañías chantajeadas, pero el diario Bild, citando a fuentes de la investigación, cita a Lidl, Aldi, Edeka, Rossmann, DM, Müller, Norma y Rewe.

La amenaza se considera muy seria porque el primer mail de chantaje fue recibido el pasado 16 de septiembre y en el mismo se citaban varios establecimientos donde se habían colocado alimentos para bebé envenenados. En las comprobaciones para determinar si lo anunciado era real o no, la policía alemana incautó productos en varias tiendas de la ciudad de Friedrichshafen y se determinó que en ellos había etilenglicol, un compuesto químico incoloro y ligeramente dulce que se utiliza, por ejemplo, como anticongelante.

Entonces no se anunció nada de forma pública, pero ahora las autoridades han difundido la imagen del principal sospechoso de esta acción, captada por las cámaras de seguridad de un supermercado, para pedir la colaboración ciudadana y poder detenerlo cuanto antes. La policía señala que es un hombre de unos 50 años, de mediana estatura y delgado. En la foto lleva gafas y un gorro. No se descarta que haya más personas implicadas.

Pese a todo, las autoridades han lanzado un mensaje de tranquilidad y piden que "no cunda el pánico ni la histeria". Sí han pedido a los consumidores que tomen precauciones y que comprueben si los productos que adquieren están manipulados y miren si al abrir, por ejemplo, un bote hace el típico ruido que indica que estaba cerrado al vacío.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña