Retailers | Más centros comerciales España… menos en EE UU

El auge del comercio electrónico está poniendo en serio peligro la existencia de estos espacios al otro lado del Atlántico.

Interior de un centro comercial en España
Interior de un centro comercial en España

De los 1.200 centros comerciales que existen en Estados Unidos, 300 están en riesgo de desaparecer en los próximos cinco años. De hecho, a lo largo de 2017, muchos operadores estadounidenses de peso, como Macy's o Sears, han reducido drásticamente su red de tiendas.

Sin embargo, España está lejos de esta realidad ya que existen, actualmente, unos 14 centros comerciales en construcción, con alrededor de 600.000 m2 de SBA, y para 2018 se prevé la apertura de entre cinco y diez nuevos complejos (entre 250.000 y 300.000 m2 de nueva SBA).

Así lo refleja el estudio Cierre de Centros comerciales en EEUU, ¿existen motivos de alarma en España? publicado por CBRE, en el que se detalla que los ‘malls’ estadounidenses en riesgo de cierre representan el 30% del total en cuanto a SBA, pero son sólo el 5% en cuanto a valor.

Este informe identifica tres causas principales que explican esta tendencia, y solo los centros que consigan adaptarse y abordar estos tres factores sobrevivirán:

1.- Estados Unidos presenta una gran sobreoferta comercial en comparación con Europa o España. Mientras que en Europa la densidad de retail ocupa 1m2 por habitante de media, al otro lado del Atlántico es cinco veces mayor debido a los escasos límites existentes en política urbanística y su arraigada cultura de consumo. Además, la clase media estadounidense ha disminuido notablemente desde la crisis del 61% al 50% haciendo que compren mucho más en tiendas low-cost.

2.- Las grandes superficies de EE UU se han modernizado muy poco desde sus inicios en los años 50 y se han quedado obsoletas. Los únicos centros comerciales que están teniendo éxito en estos tiempos de cambio son los que se acercan al modelo europeo. Aquellos que apuestan por las actividades relacionados con el ocio y la restauración y alquilan pequeños espacios a marcas de alta gama mundialmente conocidas.

En España las ventas online crecen más rápido (por encima del 20%), pero su penetración en el mercado es mucho menor

3.- El auge del ecommerce es el elemento que más debería preocupar al sector del retail en Europa. Estados Unidos es el segundo país del mundo, por detrás de Reino Unido, en el ranking de países con mayor penetración del comercio electrónico acaparando el 15% de las ventas minoristas. Aunque lo que destaca es que esta tendencia crece año a año significativamente (14-15%). En cambio, en España las ventas online crecen más rápido (por encima del 20%), pero su penetración en el mercado es mucho menor, representando solo el 4% de las ventas minoristas.

LAS OPORTUNIDADES DEL ECOMMERCE

Ahora bien, este análisis recuerda también las oportunidades que brinda el ecommerce. De hecho, más de la mitad de las ventas por Internet en 2016 fueron realizadas por retailers originarios del mundo offline.

Pero no solo las tiendas a pie de calle tienen que innovar, marcas del mundo online como Amazon o el operador chino Alibaba también se han visto obligados a adquirir establecimientos físicos para mejorar la relación con sus clientes.

Los pequeños y modernos retailers americanos están dejando de mostrar interés en instalarse en los centros más obsoletos

Por todo ello, el informe indica que en EE UU está aumentando la brecha entre los centros de calidad y los centros secundarios. Los primeros están actualizando y ampliando su oferta de ocio, restauración y servicios, consiguiendo atraer a más marcas prime e incrementando las ventas por metro cuadrado. Por el contrario, los centros secundarios no logran renovar sus cada vez más debilitadas “locomotoras” o polos de atracción de los establecimientos, por lo que los pequeños y modernos retailers están dejando de mostrar interés en instalarse en este tipo de complejos.

Los inversores influyen también en este proceso, ya que a la hora de invertir en la rehabilitación de activos optan por hacerlo en aquéllos con buenas expectativas, lo que aumenta esta brecha.

“COMUNICAR” CON LOS CLIENTES

En definitiva, los centros comerciales tienen que afrontar esta nueva realidad con “espíritu positivo”, señala el estudio, ofreciendo experiencias diferenciadoras y aplicando elementos digitales.

“Los centros comerciales tienen que seducir al consumidor convirtiéndose en puntos de reunión social, además de mejorar los servicios ofrecidos, con una oferta más ambiciosa y apostando por una restauración afín a los gustos de los clientes”, ha comentado al respecto Gonzalo Senra, director nacional de Retail de CBRE.

“Todo ello integrado en un ambiente tecnológico que profundice en la comunicación con el público antes y después de su visita. Sin duda, la efectiva adaptación al mundo omnicanal, donde el público pueda elegir el canal de venta que mejor le convenga, es la tendencia que se está imponiendo para todos los actores del sector”, ha añadido.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña