Retailers | El consumidor empieza a huir de la crisis y a gastar más en calidad

El comprador se encuentra en un proceso mental de superar la crisis. Mira el precio, pero compra más marcas.

El consumidor empieza a huir de la crisis y a gastar más en calidad
El consumidor empieza a huir de la crisis y a gastar más en calidad

El sector del gran consumo siempre está pendiente de las sensaciones de los compradores. Esta misma semana se ha conocido que la confianza del consumidor tuvo una bajada considerable en el mes de enero, sobre todo por las incógnitas en la formación del nuevo gobierno, y está preocupando mucho a los comerciantes y a las grandes empresas de la distribución. Pero no todo son nubarrones, pues sí existen cambios positivos en la mentalidad de los consumidores: cada vez están más convencidos de que España se está alejando de la crisis.

El consumidor se encuentra en un proceso mental de superar la crisis y ejemplo de ello es que un 37,5% de los hogares españoles confiesa gastar más dinero en los supermercados del que se había propuesto (+3,3% respecto a 2014) y un 25,2% declara que la crisis no ha afectado a su estilo de vida y a sus gastos (+6,3%). Además, se tiende a reducir algunas de las medidas anticrisis a la hora de hacer la compra: un 3,4% deja de pensarse más los gastos extra (en total lo hacen un 67,4% de los hogares). También ha bajado la proporción de hogares que ha dejado de comprar determinadas marcas por su precio (40,6% ante un 42,5% en 2014).

Son datos de Kantar Worldpanel que reflejan, según su consumer insights director, César Valencoso, que los consumidores son "más optimistas" en estos momentos. "La mentalidad positiva no está aún en niveles precrisis, pero hay tendencia a alejarse de la crisis", apunta.

Es por ello por lo que, de cara a este 2016, el consumidor "estará más dispuesto a gastarse más en calidad" y a fijarse más en las grandes marcas a la hora de hacer su compra. Eso sí, la importancia del precio que ha calado en los compradores durante la crisis no se irá, pues ahora son "más exigentes y se fijan más que antes en la relación calidad-precio".

2015 supuso, además, un punto de inflexión para el consumo fuera del hogar, que creció un ligero 0,6%. Otro dato que refleja la mentalidad positiva que poco a poco está agarrando entre los consumidores españoles.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña