Retailers | El hurto en un Eroski precipita la dimisión de Cifuentes

Un vídeo de OK Diario desvela cómo la presidenta de la Comunidad de Madrid sustrajo dos cremas en el que hoy es el hipermercado Carrefour 24 horas de Vallecas.

A Cristina Cifuentes, hasta ahora presidenta de la Comunidad de Madrid, le ha costado caro un vídeo de hace siete años, difundido este miércoles por OK Diario, en el que se observa cómo fue pillada in fraganti el 4 de mayo de 2011 (cuando era la número dos de la Asamblea de Madrid) hurtando en el hipermercado Eroski del Puente de Vallecas (actualmente hipermercado Carrefour 24 horas). Este documento visual ha precipitado su dimisión como presidenta madrileña después de intensas semanas con otro escándalo: su máster de la Universidad Rey Juan Carlos.

El vídeo muestra claramente cómo un vigilante del establecimiento la lleva a una dependencia aparte donde registra su bolso, descubriendo dos tarros de crema antiedad de la marca Olay. Según narra el citado diario, el hurto fue detectado por una dependienta de la sección de perfumería y Cifuentes fue retenida durante 45 minutos en el citado establecimiento, ubicado justamente frente a la Asamblea de Madrid, donde ella trabajaba.

Los productos sustraídos por Cifuentes estaban valorados en poco más de 40 euros

Al parecer, los guardas de seguridad no identificaron a la retenida como Cristina Cifuentes pero sí se mostraron sorprendidos por que una clienta tan bien vestida y acicalada, "con ropa de primeras marcas y con zapatos de Prada", según el comentario de una de las dependientas, "se arriesgara a sustraer dos productos valorados en poco más de 40 euros", indica el citado medio de comunicación.

En las imágenes del vídeo se ve cómo Cifuentes saca del bolso los dos botes de crema y posteriormente procede a abonar su importe. Sin embargo, y según OK Diario, la presidenta de la Comunidad de Madrid negó la sustración, en un primer momento, alegando que ya llevaba estos artículos cuando entró en el hipermercado.

Los vigilantes le comunicaron entonces que no les quedaba otra que llamar a la Policía y, pocos minutos después, se presentaron dos agentes de paisano de la Comisaría de Puente de Vallecas. Al entrar en la estancia, se percataron de que se trataba de la entonces vicepresidenta de la Asamblea de Madrid. Los agentes llamaron a la Comisaría y "comunicaron la delicada situación a sus superiores". El diario señala que la respuesta fue: "Que la pongan inmediatamente en libertad". Y así fue: Cifuentes pagó, quedó en libertad y abandonó de manera discreta el establecimiento por la puerta trasera. "Por donde abandonan las instalaciones los ladrones que pillamos”, según el comentario de uno de los trabajadores del entonces Eroski que recoge el citado medio de comunicación.

La ya expresidenta madrileña ha dicho que el supuesto hurto "fue algo involuntario". "Me llevé por error unos productos por 40 euros, los aboné y no tuvo más trascendencia. Me di cuenta y aboné los 40 euros", afirma.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña