Retailers | Olivier Dauvers enseña el 'Drive peatón' de Qomod en Lille (Francia)

Se trata de un establecimiento autónomo abierto las 24 horas equipado para la recogida de pedidos de marcas como Carrefour, Monoprix, Chronodrive, Decathlon o Leroy Merlin.

Qomod quiere ser "el comercio del barrio", según reza un rótulo en el interior de su establecimiento en Lille (Francia). La idea que subyace a este nuevo negocio es sencilla: se trata de centros de recogida autónomos, abiertos las 24 horas y siete días a la semana para una multitud de marcas que comprenden casi la totalidad de las compras de las personas de un barrio.

En el caso de Lille, su establecimiento tiene 120 metros cuadrados y contiene cerca de 500 taquillas, según ha mostrado el periodista francés Olivier Dauvers en su visita inaugural de esta semana.

En el ámbito alimentario, se pueden retirar productos de Carrefour, Monoprix y Chronodrive, además de marcas conocidas como Decathlon, Leroy Merlin, Norauto y otras —muchas de ellas procedentes del grupo Mulliez—.

Olivier Dauvers, en el proceso de retirada de un producto. (Foto: Olivier Dauvers)
Olivier Dauvers, en el proceso de retirada de un producto. (Foto: Olivier Dauvers)

Una vez finalizada la compra por internet, el cliente recibe un código QR que debe escanearse en la puerta del recinto y permite el acceso.

Para retirar el producto, no hay más que teclear el número del pedido en la pantalla situada junto a la taquilla. A continuación, se abre automáticamente la taquilla que contiene el pedido del cliente.

Asimismo, el establecimiento cuenta con vitrinas de verdura, fruta fresca otros productos que pueden adquirirse inmediatamente sin necesidad de hacer el pedido online.

El objetivo de Qomod es alcanzar las 150 recogidas diarias para rentabilizar la infraestructura, para lo cual prevé incorporar tantas marcas a sus establecimientos autónomos como sea posible. Según estudios preliminares de la compañía, la zona de captación se extiende en un radio de 300 a 500 metros.

La compañía francesa prevé inaugurar un segundo establecimiento, también en Lille: prefiere concentrarse en la misma ciudad antes de dar el gran salto al conjunto del país. No sabemos si logrará ser el comercio de barrio, pero sí adelanta muchas tendencias que están por venir.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña