Retailers | 2016, el gran año de Lidl España

Analizamos las claves por las que la cadena alemana de supermercados está teniendo gran crecimiento en lo que llevamos de año.

El logo de Lidl, en uno de sus supermercados
El logo de Lidl, en uno de sus supermercados

2016 está siendo el gran año de Lidl. Es incontestable. Es la cadena de supermercados que más crece en España y su modelo está calando entre los consumidores. No está haciendo de momento mucho daño a Mercadona, Dia o Carrefour, pero sí está ganando terreno a Eroski y Alcampo para consolidarse dentro del top 5 de la distribución alimentaria española. La firma de su primer convenio colectivo, la renovación de sus establecimientos como 'tiendas totales' y su apuesta en frescos y en otras secciones potentes como la belleza hacen que su año esté siendo de lo más completo.

Lidl es la cadena que más está creciendo en España, ganando 0,5 puntos respecto a 2015 y situándose con una cuota de mercado del 4%, según datos de Kantar Worldpanel. Ha entrado en el top 5 por primera vez superando en este 2016 a Alcampo y acercándose poco a poco a Eroski, muy perjudicadas por el bajón del formato hipermercado en España.

Uno de los grandes datos que está dejando este año para Lidl es que más de la mitad de los hogares españoles (el 56,7%) ya ha hecho alguna compra en alguna de sus tiendas. Para que sirva de referencia comparativa, en Mercadona, líder indiscutible del sector, acuden a sus supermercados nueve de cada diez hogares.

Este aumento de la base de clientes de Lidl se debe, en gran parte, a la aceptación que está teniendo entre los consumidores españoles su apuesta por el producto fresco. Según un estudio reciente de la OCU, Lidl tiene junto a Alcampo los mejores precios en frescos y, junto a ello, los compradores están valorando la calidad de los mismos.

Según Florencio García, Retail Sector Director de Kantar, otro factor que está impulsado a Lidl es ganarse la confianza de los consumidores en secciones tan implicantes para los clientes como la de productos de belleza. También se ha visto favorecida por estudios de la Organización de Consumidores y Usuarios, que han destacado la relación calidad/precio de algunos de sus productos de cuidado personal.

Ese alejamiento del concepto 'hard discount' ha hecho que su imagen haya mejorado en los últimos tiempos. Según la citada consultora, los consumidores cada vez valoran más la limpieza de los supermercados de Lidl o la posibilidad de hacer en ellos toda la compra, algo que antes era más complicado.

A todo esto, se une una potente campaña de comunicación en la que Lidl se está promocionando como la cadena de supermercados más atractiva para trabajar, intentando así quitarle ese puesto de honor a Mercadona. La renovación de sus tiendas, con la sostenibilidad como gran bandera, también está ayudando mucho a mejorar su imagen y convertirse en una cadena "más apetecible".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña