Noticia remitida | ¿Cómo el ecommerce está cambiando el sector de la restauración?

En un año que se caracterizó por la digitalización de todos los sectores, hablar de ecommerce, marketing digital y redes sociales es indispensable. Con el golpe de la pandemia y las restricciones que esta causó, las empresas del sector de la restauración se vieron obligadas a dar el paso hacia el mundo online.

Lo que antes era visto como algo que sólo los grandes grupos o restaurantes más modernos tenían, comenzó a ser una prioridad para cada establecimiento sin importar su tamaño. Crear una propia página web, hacerse un perfil en Instagram, darse de alta en los servicios de delivery o crear una tienda online fueron algunas de las estrategias a las que se lanzó el sector de la restauración sin demoras durante el 2020.

Una forma de mantenerse a flote

Durante los últimos años, las nuevas tecnologías han dado impulso a las empresas para adoptar distintos sistemas y procesos que hicieran su modelo de negocio más rentable. Era un camino lento, que aún no terminaba de establecerse en el sector de la restauración y hostelería española.

Pero el 2020 resultó en un antes y un después para estas empresas, que se lanzaron de lleno a las nuevas tecnologías para sacar a flote su negocio. El primer paso: tener una página web. Se estima que antes de la pandemia, más de 1/3 de las empresas españolas no contaban con una página web propia. Y dentro de la restauración, esto ha sido un gran salvavidas.

Con una página web, los comercios pudieron implementar la venta online para mantener vivos sus negocios y también implementar las reservas online, algo indispensable en las fases del confinamiento en donde las personas podían salir a comer, pero con aforo limitado. Sin duda, las páginas web propias y el ecommerce han sido las herramientas más eficaces para estos negocios.

El rápido cambio que experimentamos en 2020 del mundo físico al mundo digital, sin dudas trajo tanto ventajas como desventajas. Muchas empresas se apoyaron completamente en Internet y las operaciones en línea para mantener sus actividades, pero esto también provocó el aumento de los ciberataques, las estafas tipo phishing y el ingreso de malwares en todo tipo de equipos.

En un mundo que se digitalizó tan rápidamente, se dejó de lado la seguridad informática y esto puso en riesgo a muchas empresas. Y es por eso mismo que durante el confinamiento también se ha visto un gran aumento en el uso de las VPN, una herramienta que asegura la privacidad de las conexiones a Internet desde cualquier dispositivo. Cuando el canal online es la única forma de mantenerse a flote, la ciberseguridad se transforma en una prioridad.

Un mundo más online

Si algo nos ha enseñado el 2020 es a ser más flexibles y saber adaptarnos a las nuevas situaciones. Esto también lo ha tenido que aprender el sector de la restauración forzadamente, ya que fue uno de los rubros más perjudicados por la pandemia y que aún enfrenta sus consecuencias. Y es que las entregas a domicilio y la implementación del ecommerce no son una opción demasiado rentable aún para este sector.

Puede que el futuro de la restauración se haya modificado para siempre con la implementación de los ecommerce y las nuevas tecnologías, que proponen una forma distinta de trabajar y de ofrecer productos y servicios. Así como cualquier otra área de negocio, es importante mantener la seguridad dentro del negocio online y así mantener vivo el único canal que por el momento está salvando a las empresas de este sector.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña