RSC | Ferrero avanza en sus objetivos de sostenibilidad

El grupo de alimentación destaca la buena marcha de sus programas de Responsabilidad Social Corporativa.

Sede del Grupo Ferrero
Sede del Grupo Ferrero

El Grupo Ferrero ha presentado su último informe sobre Responsabilidad Social Corporativa en el que destaca la evolución de la empresa en sus objetivos de sostenibilidad con la vista puesta en 2020. En este sentido, la compañía ha comunicado que avanza hacia el 100% del cumplimiento de sus objetivos, tras situarse en el 78% el progreso de las metas marcadas para finales de esta década.

La Responsabilidad Social Corporativa del Grupo Ferrero, destaca la compañía, es una de las piedras angulares que rigen el funcionamiento de la empresa, desde la recolección de materias primas, la relación con proveedores locales e internacionales, la atención de sus empleados y exempleados o el cuidado de los productos que ofrecen a sus consumidores. Todos los procesos de fabricación de los productos de la compañía, están marcados por su RSC.

Roberto Torri, director de Relaciones Institucionales de Ferrero Ibérica, afirma que “concebimos la RSC de Ferrero como un elemento inseparable de la compañía. Somos lo que somos gracias a nuestra RSC. Nuestro respeto por las personas y el planeta nos ha permitido posicionar nuestros productos como iconos en más de 170 países, productos que compartimos con nuestros seres queridos. Es un honor para Ferrero estar presente en momentos inolvidables, y solo tratamos de devolver a los consumidores y al planeta una parte de todo lo que nos aportan”.

CUIDADO MEDIOAMBIENTAL Y PREOCUPACIÓN POR EL CONSUMIDOR

Respecto al cuidado del planeta, el Grupo Ferrero, a través de sus programas Ferrero Farming Values (FFV), se compromete al suministro totalmente sostenible de las materias primas, es decir, que el 100% de las materias primas que utiliza en la elaboración de sus productos sea sostenible en 2020.

Estos objetivos se plasman en el proyecto F-ACTS (Ferrero – Agricultural Commitment To Sustainability), que abarca acciones concretas en materia de sostenibilidad y trazabilidad. Ferrero ha logrado cumplir antes de tiempo varios objetivos. Por ejemplo, el 100% del aceite de palma que utiliza Ferrero está certificado como sostenible,  o el 100% de los huevos que se utilizan proceden de gallinas camperas. Los avances en otras materias primas, como cacao (70% sostenible ya) o azúcar de caña (46%), están en línea con los objetivos anuales de la compañía.

Otro de los pilares sobre los que se asienta la RSC de Ferrero, destaca la compañía, son las personas, tanto empleados y exempleados como para sus consumidores. Uno de los proyectos más visibles y representativos es ‘Kinder+Sport’ que promueve la importancia del movimiento y la actividad física diaria para niños y jóvenes de todo el mundo.

El programa ha conseguido mover a cuatro millones de niños en 23 disciplinas deportivas diferentes, con una inversión de 11,8 millones de euros en el último año. El movimiento está cobrando impulso con más de 8.000 eventos organizados en 30 países en el último año. Por su parte, en España apoya programas deportivos de ámbito escolar y extraescolar en los que participan más de 130.000 niños y jóvenes a través de distintas federaciones y organizaciones.

Del mismo modo, el grupo lleva a cabo más iniciativas como el Proyecto Empresarial Michele Ferrero, que apoya la creación de empleos y proyectos sociales y humanitarios en regiones en vías de desarrollo; y la Fundación Ferrero, que busca la mejora de la calidad de vida de sus empleados más veteranos y sus familias durante la transición laboral a la jubilación.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña