Fabricantes | Cae una red que vendía carne de caballo no apta para el consumo

Hay una veintena de arrestados, seis de los cuales están en prisión. El fraude es idéntico al que se denunció en 2013.

Cae una red que vendía carne de caballo no apta para el consumo
Cae una red que vendía carne de caballo no apta para el consumo

La Guardia Civil ha detenido a una veintena de personas acusadas de comercializar carne de caballo no apta para el consumo humano, pues no pasaba los controles sanitarios necesarios. La operación comenzó el pasado martes en Palencia y León, pero se ha extendido a varias provincias españolas. El juez que lleva el caso ha decretado, de momento, el secreto de sumario mientras la investigación sigue abierta.

Seis de los arrestados se encuentran en prisión provisional, comunicada y sin fianza y están imputados por delitos contra la salud pública, blanqueo, falsedad y pertenencia a organización criminal. Otros cuatro están en libertad, aunque con la obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado

La operación, denominada Gazel, ha sido realizada por el Seprona de la Guardia Civil en coordinación con el Juzgado de Instrucción 4 de Ponferrada. Al parecer, esta red ilegal cometía irregularidades tanto en el proceso de sacrificio de los animales como en la distribución. Por ejemplo, no se cumplía ningún trámite sanitario e, incluso, según publica La Nueva España, se inyectaban a los caballos sustancias prohibidas.

Europol también forma parte de la investigación ya que hay sospecha de que la carne era usada para elaborar preparados cárnicos que son vendidos en otros países fuera de España.

La OCU, en un comunicado, ha recordado que el fraude es idéntico al que se denunció en 2013, cuando en un análisis se detectó la presencia de carne de caballo en productos de vacuno. Por ello, la organización de consumidores exige a la Aecosan y a las autoridades sanitarias que "de forma inmediata informen sobre el alcance del fraude descubierto por la Guardia Civil".

Entre otras cuestiones, la OCU pide que mediante la trazabilidad se informe del destino de la carne de caballo ilegal y procedan a la retirada de todos los productos que pudieran haber llegado al mercado, tanto en España como en otros países de Europa. Al mismo tiempo, la OCU pide que se extremen los controles para detectar este tipo de fraudes, "controles que claramente se muestran insuficientes a la vista de la repetición en pocos años de fraudes similares".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña