Fabricantes | Luto por la muerte de Jesús Lence, dueño de Leche Río

El empresario ha fallecido a los 78 años. Era el propietario del mayor grupo lácteo gallego.

Sede de la empresa gallega Leche Río
Sede de la empresa gallega Leche Río

El empresario Jesús Lence, propietario de Leche Río y Leyma, el mayor grupo lácteo gallego, ha fallecido a los 78 años a consecuencia de una enfermedad tumoral, informa La Voz de Galicia. Lence tiene tres hijos que actualmente no participaban en la empresa familiar y que se dedican a sus propios negocios. Es probable que ahora se incorporen a dirigir el grupo empresarial, que facturó casi 127 millones de euros en el año 2017.

De momento, la compañía continuará sin cambios dirigida por el mismo consejo de administración. En lugar de los cinco integrantes actuales, seguirán cuatro tras el fallecimiento de Lence. El consejo de administración del Grupo ha enviado un mensaje de tranquilidad a sus empleados y proveedores.

Lence tenía, además, otras empresas de los sectores de hostelería, inmobiliaria y carburantes y era el patrocinador de los equipos de baloncesto Leche Río-Breogán y Leyma.

HECHO A SÍ MISMO

El propietario de Leche Río y Leyma nació en municipio lucense de Castroverde y desde muy joven se inició en el mundo de los negocios. Aunque fue un empresario hecho a sí mismo y había dirigido de forma muy personal sus empresas, hace más de un año, y empujado por su enfermedad, constituyó un consejo de administración puramente profesional que ha llevado las riendas desde entonces.

Este organismo está integrado por dos de sus hijos, además de por Aída Canto Veiga, química que lleva treinta años formando parte de la empresa, y mano derecha de Lence, y por Jesús García, ingeniero agrónomo lucense que entró a formar parte de Leite Río hace quince años y que se incorporó hace más de un año al consejo de administración para dirigir el grupo.

La compañía láctea seguirá manteniendo un marcado carácter familiar, como quería Jesús Lence, según ha señalado el consejo del administración

Desde el consejo de administración de la firma han incidido en que Leche Río es una empresa familiar que continuará siéndolo tras el fallecimiento de Lence. El industrial tuvo en los últimos años numerosas propuestas para vender la empresa, aunque descartó cualquier opción al respecto. Su intención era que la empresa siguiese siendo de capital exclusivamente gallego y el consejo de administración respetará su filosofía.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña