Fabricantes | Nestlé refuerza su apuesta por el café de cultivo sostenible

Más del 80% del café suministrado a las fábricas españolas de la multinacional en Girona y Reus procede de este tipo de cultivo.

Más del 80% del café suministrado a las fábricas españolas de Nestlé es de cultivo sostenible
Más del 80% del café suministrado a las fábricas españolas de Nestlé es de cultivo sostenible

Nestlé sigue reforzando su compromiso en materia sostenible. En concreto, la multinacional suiza ayuda a los caficultores, las comunidades y el planeta a garantizar que el café se produzca de manera responsable. Por ello, la compañía ha puesto en marcha 'Cultivado con respeto', una iniciativa nacida para dar a conocer el trabajo que se está desarrollando en temas de sostenibilidad a través de 'Nescafé Plan', el mayor programa de sostenibilidad de café del mundo que impulsa la empresa desde 2010.

"En la última década, 'Nescafé Plan' ha acelerado la ambición de la compañía por conseguir que todo el café sea sostenible. El respeto, además, marca y ha marcado la relación con los agricultores, las comunidades y el planeta. Pero nuestro compromiso con todos ellos va aún más allá y tiene que ver con nuestro amor por el café y por su futuro", ha señalado Silvia Escudé, directora de Cafés de Nestlé España.

La compañía recuerda que, en nuestro país, más del 80% del café que se produce en las fábricas de Girona, dedicada a la producción de café soluble Nescafé y bebidas en cápsulas monodosis Nescafé Dolce Gusto, y Reus (Tarragona), donde se lleva a cabo la fabricación de café tostado, como Bonka, Brasilia, Santa Cristina o Medalla de Oro, tiene su origen en cultivo sostenible.

INVERSIONES MILLONARIAS

Desde 2010, esta firma ha distribuido en todo el mundo más de 160 millones de cafetos de alto rendimiento entre los agricultores con los que trabaja y espera llegar a los 220 millones en 2020. Para ello, la empresa tiene previsto invertir 300 millones de euros hasta esa fecha para continuar impulsando el desarrollo de los caficultores y sus comunidades.

Además, fomenta el respeto a las comunidades, creando nuevas oportunidades para los jóvenes. En concreto, la compañía dispone de programas de formación para estos colectivos dirigidos a mejorar la productividad, optimizar el costo de producción y mejorar la huella medioambiental de los cultivos. Desde 2010, se han formado a 120.000 agricultores y se han realizado unas 600.000 formaciones centradas en buenas prácticas agrícolas, promoviendo la reducción y un uso adecuado de pesticidas.

En España, la relación de la multinacional con las comunidades donde se ubican las fábricas de café se centra, sobre todo, en la generación de ocupación. Así, el centro de Girona proporciona empleo a unas 750 personas mientras que la fábrica de Reus genera unos 70 empleos.

REDUCCIÓN DE EMISIONES

Además, Nestlé se ha comprometido a reducir en un 35% tanto las emisiones de gases de efecto invernadero, como el agua usada en las líneas de producción de café soluble de sus fábricas para el año 2020, con respecto a las cifras registradas en 2010.

En España, la planta de Girona que produce este tipo de café está cerca de conseguir este objetivo. Entre 2010 y 2018, el centro de producción gerundense ha disminuido en más de un 31% el uso de agua por tonelada fabricada y en más de un 33%, tanto el consumo de energía como las emisiones de CO2 por tonelada producida. Y toda la energía eléctrica que se consume en este centro de producción proviene de fuentes renovables. Por su parte, la fábrica de Reus ha registrado en este periodo un ahorro de más del 40% del uso de agua y una disminución de casi el 25% en las emisiones de CO2 por tonelada producida.

Ambos recintos fabriles son 'cero residuos a vertedero', al minimizar la generación de los mismos y fomentar su reutilización, reciclaje o valorización.

La multinacional cuenta con más de 1.450 puntos de recogida municipales de cápsulas monodosis

Asimismo, la multinacional cuenta en España con más de 1.450 puntos de recogida municipales de cápsulas monodosis. El plástico obtenido por este sistema se integra en un proceso de obtención de granza reciclable. Con este material se pueden fabricar cajas, ratones de ordenador, componentes de sillas de oficina, entre otros. También se integra en un proceso de fabricación de mobiliario urbano (bancos, papeleras, etc).

Por otro lado, el poso del café se convierte en ingrediente para obtener un abono rico en nutrientes y cuya utilización permite reducir el uso de abono de origen químico. La firma también se ha comprometido a que todos los envases de sus productos sean 100% reciclables o reutilizables en 2025.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña