Food | Cataluña aprueba la primera ley contra el desperdicio alimentario

Aecoc insiste en la necesidad de que esta ley vaya acompañada del "compromiso de las administraciones" para apoyar a las empresas a la hora de llevar a cabo los planes contra el desperdicio.

Logo de la iniciativa de Aecoc 'La alimentación no tiene desperdicio'
Logo de la iniciativa de Aecoc 'La alimentación no tiene desperdicio'

El Parlamento de Cataluña aprueba este miércoles la primera ley para reducir el desperdicio alimentario a lo largo de toda la cadena de valor, desde el sector primario hasta el consumidor final.

Por ello, la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) ha insistido en la necesidad de que esta norma vaya acompañada del "compromiso de las administraciones" para apoyar y asesorar a las empresas a la hora de llevar a cabo los planes contra el desperdicio. "Es fundamental que las empresas sean conscientes de la importancia de reducir el desperdicio de alimentos, asuman este reto como suyo y se sientan apoyadas para que la ley funcione eficientemente", explica David Esteller, responsable del proyecto 'La alimentación no tiene desperdicio'.

Con ese fin, Aecoc colaborará con el Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca del gobierno catalán en talleres formativos que ayudarán a las empresas a poner en marcha los planes de prevención del desperdicio que exige el nuevo reglamento.

'La alimentación no tiene desperdicio' aglutina más de 500 empresas para evitar la generación de residuos alimentarios en el sector y busca crear conciencia sobre la importancia de reducir el despilfarro alimentario, así como dotar de herramientas y formación para que las empresas puedan llevar a cabo planes contra el desperdicio de alimentos de forma eficaz. Las compañías que forman parte de este proyecto han conseguido reducir el desperdicio de alimentos del 1,78% al 0,80% en los últimos años.

LOS HOGARES, EL PRINCIPAL FOCO

Asimismo, la Asociación insiste en la necesidad de "reforzar la conciencia social" para que todos los eslabones de la cadena de valor se involucren en la lucha contra el desperdicio alimentario.

Actualmente el porcentaje más alto de desperdicio se da en los hogares españoles (42%), de ahí que desde la iniciativa coordinada por esta entidad se trabaje en campañas de concienciación. Es el caso de La Semana contra el Desperdicio de Alimentos, que este año celebra su tercera edición y consigue involucrar a todos los eslabones de la cadena de valor, además de distintas administraciones para facilitar herramientas al consumidor con el fin de que reduzca el desperdicio en casa.

Además, Aecoc organiza cada año el Punto de Encuentro contra el Desperdicio Alimentario para compartir las buenas prácticas y acciones que se están llevando a cabo por las empresas para evitar el desperdicio de alimentos. Este año, en su séptima edición, convocó a más de 300 asistentes y contó con la participación de empresas y proyectos como Damm, Too Good to Go, Upprinting Food, Grupo Nufri, Sonae, Food for Soul, Gate Gourmet y Campos Estela.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña