Food | Jaque al yogur: el mismo azúcar que un refresco

Un informe deja en mal lugar a este producto, comparado con los refrescos azucarados.

Imagen de un yogur de frutas
Imagen de un yogur de frutas

Un informe en el que se han analizado más de 900 yogures y asimilados ha dejado en mal lugar a este producto tan clásico de las cestas de la compra al señalar que es una fuente "no reconocida" de azúcar en la dieta, especialmente para los niños pequeños. El estudio, elaborado por investigadores de Reino Unido y Estados Unidos, pone en jaque al yogur como alimento saludable, al asociarlo con uno de los ingredientes que más están en el punto de mira del creciente 'consumidor saludable'.

Los investigadores han analizado yogures de diferentes marcas presentes en cinco grandes cadenas de supermercados de Reino Unido. Aunque las conclusiones del estudio se conocen ahora, hay que tener en cuenta que la investigación se realizó en 2016 y desde entonces muchos de estos productos se han reformulado para seguir la tendencia saludable que manda en el sector alimentario.

Se detectaron cinco categorías: para niños, incluyendo queso fresco; alternativas lácteas, como la soja; postres; bebidas; de sabores; fruta; natural/griego; y orgánico. Salvo los griegos, los investigadores concluyeron que todos los yogures tienen mucho, demasiado, azúcar.

De hecho, solo uno de cada diez (en concreto, el 9%) se consideró como bajo en azúcar, según los parámetros usados en la Unión Europea. Y de los que se salvan, pocos eran yogures destinados al público infantil. Para los investigadores, esto es "preocupante", más en un momento en el que hay que tomar conciencia sobre la obesidad infantil.

Los postres contenían la mayor cantidad de azúcar, a un promedio de 16,4 g/100 g, una cantidad que representa más del 45% de la ingesta de energía, seguidos por productos en las categorías de infantil, aromatizados, frutales y orgánicos. En estas categorías, el promedio total de azúcares varió de 10,8 g/100 g en productos infantiles a 13,1 g/100 g en productos orgánicos. Esto se compara con un promedio de 5 g/100 g para yogures naturales/griegos.

"Aunque el yogur puede ser menos preocupante que los refrescos y los zumos de frutas, las fuentes principales de azúcares libres en las dietas de niños y adultos, lo que es preocupante es que el yogur, percibido como un 'alimento saludable' puede ser una fuente no reconocida de azúcares libres/agregados en la dieta", dice el informe.

"Lo que es preocupante es que el yogur, percibido como un 'alimento saludable', puede ser una fuente no reconocida de azúcares libres/agregados en la dieta"

Es decir, según anotan los investigadores, el yogur tiene, en líneas generales, tanto azúcar como un refresco azucarado. Sin embargo, nunca han sido tan mal vistos como los refrescos, que por ejemplo se están enfrentando a impuestos específicos para frenar su consumo y animar a las marcas a reformular sus bebidas.

Queda por ver el impacto que este informe puede tener entre los consumidores y su percepción a partir de ahora sobre un producto tan consumido como el yogur. Hay que ver también la reacción de las marcas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña