FOOD_SERVICE_FOOD_RETAIL
FOOD_SERVICE_FOOD_RETAIL_600x120

Horeca | ¿A quién beneficiaría la exención fiscal del vale de comida?

Más de medio millón de empleados podrían disfrutar de la medida

Imagen de archivo de un restaurante
Imagen de archivo de un restaurante

La revisión de la exención fiscal para los vales de comida de 11 a 13 euros beneficiaria a los más de 536.000 empleados usuarios del programa (de 15.491 empresas: 87% pymes y 13% grandes empresas), porque los menús en las grandes ciudades se sitúan ya en 14 euros; a los más de 47.000 establecimientos de hostelería que aceptan los vales de comida: y al Estado con una recaptación fiscal neta de 1.295 millones de euros, según un estudio de la consultora PwC por encargo de la asociación de vales de comida y otros servicios (AEEVCOS).

Según el citado estudio, el impacto anual de la medida en un horizonte temporal de dos años sería una facturación directa para la hostelería de 1.619 millones de euros (en la actualidad es de 632 millones); se generarían un total de 52.777 puestos de trabajo (20.610 en la actualidad) y una recaudación fiscal neta para el Estado de 1.295 millones.

Esta medida tendría un efecto positivo en la economía, generando un mayor gasto en establecimientos de restauración por parte de los beneficiarios y por ende, una mayor producción y generación de nuevos puestos de trabajo en el sector de la restauración, y una mayor recaudación fiscal para el Estado.

En resumen, la medida supone una palanca de mejora en dos sentidos: por un lado, ayuda a la recuperación del sector de la restauración, que en 2021 supuso el 6,6% del total de población ocupada, y por otro lado, ayuda a compensar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores en un entorno inflacionista donde los salarios no están subiendo en la misma medida que los precios.

Las empresas, y en especial las del sector de la restauración, que representa cerca del 5% del PIB, y que estaba empezando a recuperarse de la crisis sanitaria, se han visto obligadas a revisar su estructura de costes y a elevar los precios de sus productos, viendo muy mermada su rentabilidad.

En consecuencia, el menú del día, uno de los recursos más prácticos y económicos que utilizan los trabajadores en su manutención diaria y al cual acceden los beneficiarios de los vales de comida, ha visto incrementado su precio de manera exponencial en los últimos meses a causa de la inflación y por el aumento de los costes de producción para los restaurantes.

Sin embargo, el valor máximo exento del vale de comida se ha mantenido fijo en 11 euros al día desde el año 2018, lo que en la actualidad no permite adquirir un menú del día, cuyo coste medio en las 10 ciudades más grandes de España se situaba en el mes de abril en 13 euros. En Madrid y Cataluña, las dos Comunidades Autónomas que presentan una mayor concentración de empresas y agregan el 89% del gasto en vales de comida, un comensal debe añadir de media 3 euros en efectivo para poder adquirirlo.

Conclusiones del estudio

En 2021, el sector generó una producción de 1.321 millones de euros (de manera directa, indirecta e inducida) y un total de 20.610 empleos. Además, la recaudación neta derivada (entendida como la diferencia entre la recaptación de impuestos y cotizaciones, y la exención fiscal de los vales) de los vales de comida fue de 513 millones de euros.

Los vales de comida sólo pueden utilizarse en establecimientos de restauración, por lo que este sector está directamente beneficiado por la actividad generada por los vales. Sin embargo, aunque la restauración es un sector muy relevante para España, generando el 4,7% del PIB y el 6,6% del empleo en 2019 (donde el 52% de empleados son mujeres), ha sido uno de los principales sectores afectados por la pandemia, con una caída del 40% del gasto por parte de los consumidores en estos establecimientos y una disminución del 15% en empleo en el sector. 

El incremento de demanda post pandemia junto con el alza de los precios de las materias primas y la energía han llevado a una situación inflacionista desde inicios de 2022 (Variación anual IPC – agosto 2022: 10,5%), afectando a las principales partidas de costes del sector de la restauración, motivando un incremento generalizado de precios y en el precio del menú del día.

El valor exento diario máximo de los vales de comida en la actualidad es de 11€, siendo insuficiente para cubrir el coste del menú del día en todas las geografías, sobre todo en la Comunidad de Madrid y Cataluña (siendo los precios del menú del día 13,8€ y 14,1€ respectivamente) donde se acumulan el 89% de gasto en vales de comida. Es por eso, que se pide una subida del valor exento a 13€ diarios.

Un incremento del valor exento diario en vales de comida tendría un efecto positivo en la economía, a través de un mayor gasto en establecimientos de restauración por parte de los beneficiarios y por ende, una mayor producción y generación de nuevos puestos de trabajo en el sector de la restauración, y una mayor recaudación fiscal para el Estado.

Previsiones

Para un escenario moderado, el impacto anual en un horizonte temporal de dos años sería el siguiente: se daría una producción adicional de 1.708 millones de euros, se generarían 26.639 puestos de trabajo (+29% respecto actual) y la recaudación fiscal neta para el Estado sería de 652 millones de euros (+27% respecto actual).

Bajo un escenario optimista, donde el incremento del valor exento diario tendría un efecto positivo en el número de usuarios que se adhieran al servicio, similar al incremento que se dio en 2018 a raíz de la subida de 9€ a 11€ diarios, el impacto anual en un horizonte temporal de dos años sería el siguiente: se daría una producción adicional de 1.917 millones de euros, se generarían 29.903 puestos de trabajo (+45% respecto actual) y la recaudación fiscal neta para el Estado sería de 732 millones de euros (+47% respecto actual).

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña