Horeca | El sector de las 'cocinas fantasma' apunta a una "concentración inminente"

"De diez players en Europa probablemente se queden dos o tres en los próximos seis o doce meses", apunta David Alonso, responsable de Dija en España.

El sector de las 'cocinas fantasma' apunta a una "concentración inminente" en España
El sector de las 'cocinas fantasma' apunta a una "concentración inminente" en España

El despegue del comercio electrónico desde el inicio de la crisis sanitaria ha disparado también la aparición de las denominadas 'dark kitchens' o 'cocinas fantasma' en nuestro país, un negocio muy ligado a la hostelería que pretende mantener a flote estos negocios en tiempos de pandemia y que se basa en la preparación de comida en establecimientos en los que no existen ni mesas ni camareros pero donde sí se preparan los platos que después se reparten a domicilio.

Pues bien, a las plataformas ya establecidas se suman las recién llegadas Dija y Blok, y algunas que no han entrado aún en España podrían hacerlo pronto. Es el caso de Huvi o Gorillas. Sin duda, un sector pujante que ya supera la decena de propuestas en el mercado europeo y en el que se aventura una "concentración inminente", ha asegurado David Alonso, responsable de Dija en España, en declaraciones a Business Insider.

"De diez players en Europa probablemente se queden dos o tres en los próximos seis o doce meses. El mercado se ha vuelto loco, está llegando mucho dinero y esto va a acelerar que se junten. También creo que no será un mercado en el que uno se lleve todo. En España son 100.000 millones de euros y Mercadona se lleva 33.000, está muy fragmentado", apunta el directivo.

UN NEGOCIO DE 740 MILLONES DE EUROS

Como os comentábamos recientemente, las 'cocinas fantasma' son ya un negocio que mueve 740 millones de euros sólo en España y, según datos de JustEat, este 2021 superará los 900 millones, y los 1.300 millones en 2023.

Y es que el sector va encaminado, sin duda, hacia esta nueva modalidad. "Estamos en datos de crecimiento en el entorno del 65% anual", precisan fuentes del centro de formación gastronómica online Barcelona Culinary Hub.

El concepto de las dark kitchens nació hace un par de años en Inglaterra a causa del elevado coste de los alquileres de negocios en la capital británica. Son cocinas que suponen un nuevo sistema de comercio electrónico donde el cliente adquiere sus productos, en este caso sus platos, y los disfruta en su casa.

Además, este tipo de negocios cuenta con gran número de ventajas, como la reducción del coste de mesas o vajillas (ya que no hay clientes físicos en el local); se produce un refuerzo muy importante en la logística de entregas a domicilio pudiendo optimizar más todos los procesos; o, por último, al haber reducido los gastos generales en el local, se puede bajar el precio de los platos haciendo un menú más económico.

EL CASO DE DIJA

La startup Dija anunciaba el pasado mes de abril su llegada a Madrid con un servicio que cuenta con un compromiso de garantía: si la compra no se reparte en 10 minutos, el cliente recibe 3 meses de repartos gratuitos. Dija, además, se presenta como una de las primeras startups de delivery en ofrecer seguridad laboral a todos sus trabajadores. Todos los empleados de oficina, operaciones y repartidores son empleados en nómina.

La compañía tiene origen londinense y fue fundada en diciembre de 2020 por Alberto Menolascina y Yusuf Saban, que tras haber dirigido varias startups de éxito como Deliveroo, decidieron emprender su propio camino para liderar el cambio del retail dentro de una ciudad.

En la capital española, este negocio cuenta con seis micro-centros de distribución y una plantilla de más de 100 personas. Dija, que ya está operativo en Reino Unido y Francia, actualmente cubre el 90% de la zona metropolitana de Madrid y próximamente abrirá en Valencia, Barcelona, Málaga y Sevilla. La idea es acabar el año con 35 tiendas que cubran las principales ciudades y alcanzar las 230 en 2023.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña