Horeca | Food Delivery Brands (Telepizza) pierde 161millones pero crece en reparto a domicilio

El Grupo, que registró 161,5 millones de pérdidas, ha experimentado un crecimiento del 28% de los canales digitales, con un 36% de pedidos online realizados.

Un establecimiento del Grupo Telepizza
Un establecimiento del Grupo Telepizza

Food Delivery Brands (antes Grupo Telepizza) elevó el 14% sus ventas a domicilio en 2020 respecto al ejercicio anterior. El delivery representó el 52% de las ventas totales del grupo.

La compañía registró, sin embargo, unas pérdidas de 161,5 millones de euros por el impacto de la pandemia, lo que supone multiplicar por más de tres sus números rojos de 49,8 millones de euros en el ejercicio anterior, recoge Europa Press.

Así se ha puesto de relieve en la presentación de resultados de la compañía, que tiene presencia en 36 países y más de 2.400 establecimientos. La pandemia y las prolongadas restricciones han hecho que la firma haya reforzado sus capacidades digitales y de servicio.

Los nuevos hábitos de consumo derivados de la crisis sanitaria han tenido su reflejo en el crecimiento de los canales digitales del grupo, que han experimentado un incremento del 28% respecto a 2019, lo que se traduce en un 36% de los pedidos online, tanto a través de las apps y webs de las marcas que la compañía opera, como de los distintos agregadores.

Food Delivery Brands cerró el ejercicio 2020 con un Ebitda ajustado de 30 millones de euros, lo que representa una caída del 55% respecto a 2019

Asimismo, Food Delivery Brands cerró el ejercicio 2020 con un Ebitda ajustado de 30 millones de euros, lo que representa una caída del 55% respecto a 2019.

DESCENSO DE VENTAS E INGRESOS

Por su parte, en el año marcado por la Covid-19, las ventas de la cadena alcanzaron los 997 millones de euros (el 20% menos respecto al ejercicio anterior), mientras que los ingresos fueron de 355,8 millones de euros, el 10% inferior al 2019. La compañía explica que estos resultados recogen tanto el impacto de la pandemia en el negocio como la transferencia de algunas tiendas propias a los franquiciados, parcialmente compensado por el cambio en el perímetro del Grupo debido a la adquisición del negocio de Pizza Hut en México.

En España y Portugal las ventas del grupo se redujeron el 12%

Tras una brusca caída durante los meses de marzo y abril de 2020, las ventas en España y Portugal experimentaron una gradual recuperación a partir del mes de mayo, si bien, la segunda ola de contagios a partir septiembre redujo la recuperación esperada en el último trimestre del año y muy especialmente en el periodo navideño. Las ventas de la firma experimentaron un decrecimiento del 12%.

En el resto de Europa, las ventas en Irlanda y Suiza se han visto mucho menos afectadas por la pandemia y han experimentado un "fuerte crecimiento mes tras mes, beneficiándose de un entorno menos restrictivo para el negocio", precisa.

En el caso de Latinoamérica, el proceso de desconfinamiento ha sido más largo que en Europa, condicionado además por la diversidad de medidas aplicadas en cada país, con severas medidas de cuarentena aún en vigor en algunos de ellos. Esto ha generado un fuerte impacto en las ventas cadena, con una caída anual del 26%, pese a que las ventas durante el último trimestre del año crecieron un 30% respecto al tercer trimestre.

Pese a que en la mayoría de los mercados en los que opera Food Delivery Brands siguen vigentes restricciones significativas que afectan tanto al consumo en local como a limitaciones horarias para el servicio de entrega a domicilio y take away, que se prevé duren al menos hasta el segundo trimestre de 2021, a 31 de diciembre de 2020, el 97% de la red de tiendas del grupo ya estaban reabiertas, con el 98% de las tiendas abiertas en Europa y el 96% en Latinoamérica.

NOMBRAMIENTOS

A pesar del impacto de la pandemia en la actividad del negocio, la evolución de las ventas, así como el crecimiento del canal online y el delivery, reflejan "la solidez del modelo de negocio" del grupo que será impulsado por el nuevo CEO de la firma, Jacobo Caller, cuyo nombramiento se hizo efectivo el pasado 1 de marzo, señala la compañía.

Además, con el objetivo de apoyar la transformación digital, se incorpora al Consejo de Administración de la matriz del grupo, Tasty Bidco, Oscar Salazar, uno de los tres cofundadores de Uber. Adicionalmente, y en representación del accionista mayoritario, se suma también como consejero de dicha sociedad Jorge Lluch, miembro del European Private Equity team de KKR.

Para hacer frente a esta nueva etapa, el grupo contaba con un efectivo disponible a 31 de diciembre de 2020 de 45 millones de euros, a los que se suman la nueva financiación, formalizada en enero de 2021. Ésta proporciona al grupo hasta 72 millones de euros de liquidez adicional a través de un préstamo incremental de 30 millones de euros otorgado por el Banco Santander y el ICO, que se suma al préstamo del ICO de 10 millones de euros concedido en junio de 2020, y a un préstamo subordinado de los accionistas de hasta 42 millones de euros de los que aproximadamente 20 millones de euros han sido dispuestos.

NEGOCIACIÓN CON YUM!

Adicionalmente, Food Delivery Brands y Yum! están finalizando una revisión en relación a los términos de su alianza para reflejar el impacto de la pandemia originada por la Covid-19 en los objetivos, incentivos y plazos de los términos originales del acuerdo. La empresa espera que las negociaciones se completen en el corto plazo.

Si bien todavía se halla sujeto a "cierta incertidumbre" como consecuencia de la pandemia en el corto plazo, la compañía prevé alcanzar un Ebitda ajustado de entre 39 y 41 millones de euros en el año fiscal 2021.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña