Industria auxiliar | Seguridad vial en el súper: el carro de la compra con freno automático

El fabricante de automóviles Ford lanza un carro prototipo que incorpora el Asistente de Precolisión, una tecnología presente en la mayoría de sus vehículos que ahora lleva a los supermercados.

Hacer la compra en el supermercado con los niños puede convertirse en un auténtico reto para muchos padres. Y es que, ya se sabe, las carreras por los pasillos con el carrito es una tentación irresistible para la mayoría de los peques. Pero, independientemente de esta cuestión, también hay que tener en cuenta el tema de la seguridad y los problemas que pueden ocasionar estas situaciones en el establecimiento.

Pues bien, este inconveniente puede tener los días contados. Y es que el fabricante de automóviles Ford ha incorporado el Asistente de Precolisión, una tecnología presente en la mayoría de sus vehículos, al carrito de la compra. Su funcionamiento se basa en colocar una cámara y un radar en la parte delantera del vehículo, con el objetivo de detectar cualquier obstáculo que se interponga en su camino y activa automáticamente los frenos si el conductor no responde a los avisos.

El carrito con freno automático utiliza un sensor que escanea su zona frontal y activa automáticamente los frenos cuando se detecta una posible colisión

Así, el carrito con freno automático utiliza un sensor que realiza una función similar: escanea su zona frontal en busca de personas y objetos y activa automáticamente los frenos cuando se detecta una posible colisión. Esta innovación, que por ahora es sólo un prototipo, forma parte de la serie Ford Interventions, en la que la empresa utiliza tecnologías de automoción para resolver problemas del día a día.

"Muchos padres temen ir al supermercado con sus hijos porque mientras ellos están intentando hacer la compra de la manera más rápida y eficiente posible, los niños sólo quieren jugar", explica la experta en parenting Tanith Carey, autora de What’s My Child Thinking? Practical Child Psychology for Modern Parents. "A los pequeños les encanta imitar a los adultos y experimentar con la sensación de estar al mando. Cuando empujan un carrito, para ellos es como si estuvieran al volante de un coche, y los pasillos del supermercado son su circuito de carreras", ha añadido.

Por su parte, Anthony Ireson, director de Comunicaciones de Marketing de Ford Europa, ha incidido en que la tecnología de Asistente Precolisión puede ayudar a los usuarios de la marca a evitar accidentes o reducir los efectos de una colisión. "Pensamos que mostrar cómo se puede utilizar esta tecnología en un carrito de supermercado es una buena manera de resaltar una tecnología realmente útil para los conductores", asegura.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña