Non food | OCU denuncia publicidad engañosa de fabricantes de toallitas húmedas

Tras analizar 19 de estos artículos específicos para higiene infantil, ninguno resultó ser ni desechable ni biodegradable.

OCU denuncia publicidad engañosa de fabricantes de toallitas húmedas
OCU denuncia publicidad engañosa de fabricantes de toallitas húmedas

OCU ha denunciado “publicidad engañosa” de fabricantes de toallitas húmedas y les ha exigido “su retirada inmediata” tras analizar 19 de estos artículos específicos para higiene infantil, de los que ninguno resultó ser desechable ni biodegradable, ni siquiera aquellos 15 que se anuncian como tales. “Su uso cada vez más frecuente está provocando graves consecuencias económicas y ambientales”, argumenta la organización de consumidores.

A este respecto, OCU recuerda que, mientras que el papel higiénico se desintegra en el agua casi por completo (95%) en solo media hora, las toallitas húmedas se disgregan sólo un 36% después de dos días en el agua. Por ello, insiste en que afecta al bolsillo de los hogares, ya que produce atascos, sino también a las redes de saneamiento lo que provoca pérdidas de 200 millones de euros al año en España, según datos de AEAS (Asociación Española de Abastecimientos de Aguas y Saneamiento).

Por otro lado, ninguna de las toallitas analizadas se degrada después de dos meses más del 5% cuando debería superar el 60% para considerarse como biodegradable. A ello, añade otro problema medioambiental adicional al tirar las toallitas por el inodoro, ya que la organización ha demostrado que las fibras sintéticas pasan al agua residual, “lo que contribuye a la contaminación de los ecosistemas con microplásticos”, alerta.

OCU exige a los fabricantes una “acción inmediata” que pasaría por retirar todos aquellos mensajes donde se está indicando que las toallitas son desechables, biodegradables, papel higiénico húmedo, “ya que inducen a error y ello repercute negativamente en el comportamiento de los consumidores”. Asimismo, solicita que se advierta siempre en el etiquetado que las toallitas no deben tirarse por el inodoro al tiempo que pide una regulación de estos productos.

Esta misma semana, OCU pedía también a Lidl que retirase la publicidad de su crema Cien por el mismo motivo, es decir, por considerar “publicidad engañosa para los consumidores” la que la enseña alemana hace con este producto. En ella alega que ha sido la crema más premiada por OCU en sus estudios. "Traslada la falta idea de que la organización ha premiado esta crema por encima de otras", argumentaba.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña